La trata de personas es sólo uno de los problemas que nos afectan a las mujeres, navegamos en un mundo sin equidad debido al papel subordinado que nos impusieron desde la prehistoria y pese a la era de la globalización poco ha cambiado este rol. Nos clasifican, nos separan de los atributos que componen al ser humano simplificándonos como un objeto, cuyo valor se obtiene a través de las acciones reproductivas enalteciendo lo físico o lo que da placer sexual.

Esta cosificación sexual (utilización de la mujer como objeto) es la que ha permeado la violencia que se ejerce al género femenino en la actualidad, manifestada de diferentes formas: los cánones de belleza impuestos por la moda, acoso sexual, violaciones, prostitución, trata de personas y la máxima expresión de odio los feminicidios. Una de cada 3 mujeres ha sufrido violencia en algún momento de su vida, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

trata-de-personas-la-mujer-como-objeto-sexual

Manifestación en contra de la violencia machista / Imagen: Canva del Mexiqueño

Podemos observar una mujer ofreciendo servicios sexuales en la calle y la ignoramos sin preguntarnos si es su voluntad ejercerlo, la naturalidad con la que se ve el reduccionismo de la mujer promueve que la trata de personas sea un delito difícil de perseguir, y por tanto la esclavitud se de sin la menor repercusión.

México  es un país de origen, tránsito y destino para la trata de personas; de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas para el Control de las Drogas y la Prevención del Delito (UNODC) y el Reporte de Trata de Personas del Departamento de Estado de Estados Unidos de América, aunque este fenómeno también implica el desplazamiento donde la víctima explotada es extraída de su lugar de origen y trasladada a otros países.

La trata de personas es más lucrativa que el tráfico de armas, las personas en situación de migración, condición de pobreza o familia disfuncional son más vulnerables. El Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, aporta el concepto de trata de personas:

[…la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de  personas recurriendo al uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude, el engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el  consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra para propósitos de explotación. Esa explotación incluirá como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Las principales víctimas son mujeres

Explotación sexual de la mujer, otra manifestación de la violencia de género

Las mujeres son las principales víctimas de la trata de personas / Imagen: cortesía periódicocorreo.com

El móvil de otros delitos suele ser el económico pero aunado a esto, la violencia de género está implícita, los proxenetas buscan características similares, se fijan en la edad, fisionomía similar y crean una serie de estrategias para la explotación sexual, se puede producir a través de redes sociales, un amigo, pareja o en el círculo cercano a la escuela, aparentemente siendo mujer no se está a salvo.

Casi un tercio de víctimas de trata son menores de edad, y siete de cada 10 son mujeres y niñas, dato que aportó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el 30 de julio del 2016 en el marco del Día mundial contra la trata de personas, condenó el acto y promovió la campaña lanzada en 2015: Libertad sin engaños ni promesas falsas.

 Reitero la dificultad de su persecución pues es poco probable que las víctimas recobren su libertad y puedan denunciar, además en el país se suma el problema de la desaparición forzada y ante la demanda del ejercicio sexual, este delito puede parecer un problema sin solución.

Adriana y Andrea bailaron sin recordar que la hora de permiso había terminado tiempo atrás. En casa de cada una, sus madres debieron de mirar con irritación y preocupación el reloj y la puerta. A la desobediencia se sumaba el rumor creciente en toda la zona de que las niñas desaparecían como si repentinamente se abriera la tierra y se las tragara…

Adriana sintió que caía, con un peso enorme encima de ella. Le pusieron algo sobre la cara, un trapo ocupado como capucha. Sintió que la arrastraban. Distinguía los gritos, la lucha inútil de su prima. Abrió los ojos y vio a Andrea llorando por segunda vez ese día. Notó que estaba en el suelo del tráiler; Andrea viajaba acostada y ella en medio de los asientos, reclinada… Nos taparon los ojos, no muy bien, nos bajaron y nos recibieron Jorge, el coquis y Jazmín… ella fue nuestra madrota y él era el padrote de nuestra madrota.

Este es el inicio de la historia de esclavitud de dos mujeres, narrada en el libro Las muertas del Estado de Humberto Padget, quien se enfoca en explorar las consecuencias más terribles de la violencia de género.

giphy-trata-de-personas

En México y el mundo, la esclavitud sexual afecta a cientos de personas / Giphy: trata de personas

El arte como denuncia ante la trata de personas

El séptimo arte desde su inicio ha servido como reflejo de la realidad social, con personajes bien creados en cuanto a la psicología y los temas de denuncia; además trae a la luz casos que se habían olvidado, aunque el problema aún no tenga solución, este es el caso de Las Elegidas de David Pablos, inspirada en la novela de Jorge Volpi.

El eje de la historia se centra en Ulises y Sofía, dos jóvenes que disfrutan de su noviazgo y la exploración de la sexualidad, ambos conocen la vida de sus familias y la confianza ya es muy grande. La cotidianidad de su relación da un vuelco cuando el padre de Ulises le pide que lleve a Sofía al negocio de trata de personas, ante la negativa deciden robarla y exigen a Ulises que si desea la libertad de Sofía debe conseguir otra mujer para reemplazarla. Motivado por el amor Ulises indirectamente se sumerge en el negocio familiar para recuperar al amor de su vida.

Conforme transcurren los minutos del filme, el espectador se percata de que la confianza es lo primordial para el negocio: conocen sus actividades, la relación con la familia, su personalidad y sus intereses para que una vez llevada al negocio, mediante la tortura y amenaza para ellas no exista la escapatoria.

Recomendaciones para la erradicación

La persecución de la trata de personas en México y el mundo ha traído a la mesa de debate, temas que no se pensaban dentro del marco del delito. Principalmente la identificación de los actores sociales que intervienen en el negocio, hay que responsabilizar a los clientes pues sin ellos no existiría la explotación sexual, quienes están de acuerdo con las condiciones, la violencia y la ilegalidad con tal de satisfacer sus deseos.

En el foro de Reflexionemos sobre la trata México-Colombia-Estados Unidos, celebrado en agosto del 2016, la abogada colombiana Claudia Patricia Niño enfatizo el hecho de la responsabilidad ante el tema y planteó la pregunta ¿Qué estamos haciendo con los clientes? “Se requiere una reflexión muy profunda  si queremos atacar el negocio, también el origen, lo que provoca, dónde está la demanda”.

Es un tema urgente de tantos que afectan al país, aunque el móvil sea difícil de identificar y el número de desaparecidas debido a la trata de personas  se convierta en una cifra más en las estadísticas; el machismo y la cosificación de la mujer son los principales problemas que conllevan a la generación de la esclavitud sexual.

trata de personas las principales afectadas son las mujeres

La trata de personas es el negocio más lucrativo en México / Imagen: cortesía bbc.com

Visibilizar la trata es importante ya que las autoridades se ven obligadas en reforzar las medidas, aunque parezca imposible detenerlo por la facilidad con la que se presentan los casos. La Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe. (Catwlac, por sus siglas en inglés) recomienda:

Tipificar la trata interna, ampliar el marco jurídico penal ya existente a uno  integral con perspectiva de género, tipificar todas las manifestaciones de la trata de personas, no condicionar la protección de la víctima a su colaboración en la investigación y el procesamiento del delito.

Afortunadamente colectivos de derechos humanos e interesados en la problemática, han diseñado políticas que benefician a la mujer en cuanto al ejercicio de su libertad sexual, eliminación de la  discriminación, y la violencia de género.

Es tiempo de cambiar viejos paradigmas, eliminar prejuicios, actualizar modismos y costumbres que no benefician a gran parte de la sociedad que habita el planeta. Por supuesto reitero el tema de la mujer no sólo se debe dotar de mecanismos especiales a las autoridades, el tema principal es el respeto.

Que nada nos limite que nada nos defina que nada nos sujete que sea la libertad nuestra propia substancia”, Simone de Beauvoir.