Este 2016 se conmemora una de las efemérides más importantes para el mundo de la literatura: el 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare, autor que dejó un legado literario que sigue vigente hasta nuestros días, incluso nosotros los millennials conocemos el trabajo de éste grande de la literatura que además puede presumir de ser quien más veces ha sido adaptado a la gran pantalla. A lo largo de la historia del cine se han hecho una infinidad de adaptaciones de obras de Shakespeare que van desde lo más apegado al texto original, hasta trabajos de lo más irreverentes que tal vez el autor nunca hubiera imaginado.

Porque la llamada Generación Y somos lo de hoy (los nuevos consumidores, el nuevo gran problema de las empresas, etcétera) decidí hacer una lista de las 5 películas que hemos visto los millennials que (tal vez) no sabías están basadas en Shakespeare para conmemorar los 400 años de su muerte y celebrar que sus argumentos continúan  vigentes.

Aquí van:

El camino de mis sueños (My own private Idaho) de Gus van Sant. Es una película de 1991 protagonizada por River Phoenix y Keanu Reeves que cuenta la historia de Mike Waters (Phoenix) y Scott Favor (Reeves), dos jóvenes que se ganan la vida prostituyéndose en las calles de Portland. Mike es gay, padece narcolepsia y vive obsesionado con encontrar a su madre, mientras que Scott se prostituye sólo para rebelarse contra su padre quien es el alcalde. Mientras ambos buscan a la señora Waters, Scott se enamora y comienzan los problemas entre los dos pues Mike se da cuenta de que está por perder a la única persona importante de su vida. My own private Idaho está basada en la primera parte de “Enrique IV” de Shakespeare, recibió varios galardones incluído uno a mejor actor en el festival de Venecia en 1991 y se convirtió en película de culto del cine gay.

El rey león (The Lion King). Sí, la película de Disney de 1994 está basada en “Hamlet”. Rob Minkoff y Roger Allers dirigen esta cinta que sigue las aventuras del pequeño león Simba quien tras ser acusado por Scar de la muerte de su padre, no puede heredar el trono y debe exiliarse. Durante su destierro hace muy buenos amigos que le ayudan a recuperar que le pertenece como rey de la sabana africana. La cinta fue multipremiada, hizo llorar a varios niños, tuvo dos películas más y es un éxito teatral en México.

En 1995 se estrenó Pocahontas de Disney, dirigida por Mike Gabriel y Eric Goldberg ( y hasta versión de Los Simpsons existe). La cinta está basada en la historia real de John Smith, un marinero y soldado que se enamora de Matoaka, la princesa india de una tribu de nativos americanos. Hasta este punto no hay nada de Shakespeare pero la trama retoma elementos de “La tempestad”, la cual es la historia de una guerra que se desata porque unos viajeros llegan a una tierra que ya estaba habitada y no logran entenderse con los nativos del lugar, sin embargo al final el amor prevalece sobre la guerra.

10 cosas que odio de tí (10 Things I Hate About you) de Gil Junger es una cinta de 1999 basada en “La fierecilla domada” que cuenta la historia de las hermanas Bianca (Larisa Oleynik) y Kat Strafford (Julia Stiles). Bianca, la menor es guapa y popular, mientras que su hermana mayor, Kat es un poco huraña y está predispuesta a rechazar a cualquiera que intente coquetearle. Bianca conoce a Cameron (Joseph Gordon-Levitt) y quiere salir con él pero sus padres no se lo permitirán pues tiene prohibido tener novio hasta que su hermana mayor tenga uno. Cameron junto con sus amigos idean un plan para pagarle a alguien que acepte seducir y salir con Kat. El elegido es Patrick Verona (Heath Ledger), un tipo rudo que acepta el reto sin imaginar que terminaría enamorado de ella. La chick flick noventera por excelencia fue un éxito en taquilla y le dio fama inesperada a sus protagonistas. Sólo como dato curiosos, María Félix es nuestra fierecilla domada en Enamorada (1946) de Emilio “El Indio” Fernández.

Una chica en apuros (She’s the man) de Andy Fickman en una película de 2006 inspirada en el “Noche de reyes” de Shakespeare. Es una comedia romántica de adolescentes que gira en torno a Viola Hastings (Amanda Bynes) una chica que se hace pasar por su hermano gemelo para seguir jugando fútbol después de que el equipo femenil donde participaba fuera cancelado. Además, Viola se enamora de Duke (Channing Tatum), quién está enamorado de Olivia (Laura Ramsey) y que a su vez está enamorada de Sebastian (James Kirk), hermano de viola y se desencadenan una serie de situaciones que ponen a Viola en problemas.

Quizá Shakespeare no estaría muy orgulloso al saber cómo se adaptaron sus obras en el transcurso del tiempo. Podría marearse ante la baja calidad de muchas de ellas, pero seguro estaría agradecido de saber que aún después de 400 años de su desceso, sigue y seguirá vigente no sólo en la literatura, sino en el cine.

¿Qué otras películas recuerdan de su niñez/adolescencia donde Shakespeare haya servido de inspiración?