Si alguna vez te has despertado y por un momento pensaste que te habías quedado paralítico o como dicen coloquialmente, “se me subió el muerto”, temo decirte que ese evento desafortunado en tu vida tiene un nombre científico. Se llama parálisis del sueño. No hay ningún muerto. No existe.

¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es cuando no puedes realizar ningún tipo de movimiento. Generalmente ocurre entre el estado de sueño y el de vigilia. Cuando despiertas y no eres capaz de mover ninguno de tus músculos, lo primero que haces es angustiarte y pensar que te has quedado paralítico.

La gente normalmente dice que “se me subió el muerto”, o sea que según ellos tienes un muerto encima que no te deja moverte. Esto da un poco de miedo. Sin embargo, la explicación científica es que tu cerebro no está del todo despierto, no manda señales a los músculos para que se muevan y por lo tanto provoca una parálisis momentánea. Esto a pesar de que tú estés completamente consciente.

Si piensas que te puedes morir por esto, estás equivocado. No existe ningún riesgo porque los músculos respiratorios funcionan automáticamente. Es decir, no importa que tu cerebro siga dormido, tu siempre vas a seguir respirando porque éste no se encarga de eso. Las pesadillas también son algo normal.
copia-de-640px-x-393px-disen%cc%83o-sin-titulo-1

Causas de la parálisis del sueño

Los expertos dicen que la parálisis del sueño ocurre cuando la persona está sometida a mucha presión o estrés. Por esto el cuerpo aún cuando duerme está alerta y dificulta que el organismo se recupere. La parálisis dura pocos minutos.

Otra razón es cuando la persona está muy cansada o con jet lag y alcanza una fase de sueño muy profunda en las primeras dos horas. Descansar es la solución al problema.

Cuando da parálisis del sueño o se te sube el muerto, es posible que vuelva a ocurrir. La gente que sufre de ansiedad, depresión, bipolaridad o estrés post traumático tiene más probabilidad de que esto les ocurra.

¿Qué puedes hacer para evitar decir “se me subió el muerto”?

Antes que nada seguir con el refrán de “desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo”. Me refiero a que cenes poco y no muy pesado. No te vayas a comer una hamburguesa con papas y malteada una hora antes de dormir.

También evita el consumo de alimentos y bebidas con sustancias estimulantes como el café, el té y el chocolate. Así como tomar muchos líquidos. Otra cosa que no sólo te ayudará a dormir mejor, sino a bajar los niveles de estrés o presión es hacer ejercicio. Liberarás todo lo malo y podrás descansar mejor. Trata de dormir tranquilo, sin pensar en pendientes o en algún problema que hayas tenido en el día.

Sigue estos pasos y podrás evitar el "se me subió el muerto"

Sigue estos pasos y podrás evitar el “se me subió el muerto” /Imagen vía

Así que ya sabes, no se trata de que se te suba el muerto –no tienes ningún ser que no deje que te puedas mover– o de que te hayas quedado paralítico. Se trata de que tu cerebro no está lo suficientemente despierto y por lo tanto no puedes mover los músculos de tu cuerpo.

Cuando te despiertes, veas a tu alrededor y no puedas moverte, solo espera unos minutos para incorporarte. Siento que es necesario recordarte que no debes de levantarte rápido o ponerte a correr. Necesitas incorporarte lento, darle a tu cuerpo tiempo para reaccionar y comenzar tu día un poco más lento de lo normal.

Recuerda, se llama parálisis del sueño, no digas “se me subió el muerto” o pienses que tienes una enfermedad grave. Todo está bien y podrás seguir normal con tú vida. Sólo que si sigues con malos hábitos o con cargas inmensas de estrés es probable que te vuelva a ocurrir.

giphy