De acuerdo a la organización internacional Alfred Mann Foundation, 0.5% de la población mundial necesita una prótesis debido a una amputación.

Para Gisele Guadarrama, en ese entonces de 17 años, las inflamaciones y dolores en el tobillo izquierdo parecían ser  producto del esfuerzo en partidos de básquetbol. Sin embargo, nunca pensó que un osteosarcoma, (cáncer de huesos que ataca principalmente a jóvenes) se estaba desarrollando. Éste interrumpiría su carrera como deportista.

Gisele inició los tratamientos, pero cuatro años después el tumor comía poco a poco su tibia y peroné. Los doctores mencionaron que la opción de vida era la amputación.

Amputación de miembro inferior

De acuerdo a la RAE, amputación proviene del latín amputare y significa cortar o separar del cuerpo un miembro o una porción de él.  

En México, la Academia Nacional de Cirugía reportó que, en 2014,  existían cerca de 900 mil amputados en el país. Es decir que 75 personas son amputadas cada día.

A pesar de los números, para cualquier persona amputada como Gisele, buscar información para esta nueva forma de vida no es fácil.

prótesis

Números

En el documento Los amputados, un reto para el estado,  el Instituto Mexicano del Seguro Social sólo puede atender amputaciones con causas de accidentes. Éstas representan el 16% de las personas que resultan con una mutilación.

Asimismo, el número de pacientes que buscan una prótesis y la usan es muy bajo, en comparación con quienes pierden un miembro.

La doctora Claudia Hijar menciona que, en 2014, solo 1 de cada 10 pacientes con amputaciones se rehabilitaba.

En números: de 75 mil personas sólo 7 mil acuden a una recuperación integral.

Y 67 mil 500 no usan prótesis y otros 5 mil  la tienen pero no saben usarla.

Los pacientes no sólo se enfrentan a la falta de atención durante la amputación. También después de ésta y en el momento de  su reinserción a la sociedad.

El DIF Nacional tiene en registro 11 unidades, en algunos estados, donde se pueden realizar prótesis. Sin embargo, no se cuenta con el presupuesto necesario para satisfacer la demanda ya que sólo pueden dar 400 prótesis al año y el Instituto Nacional de Rehabilitación otorga prótesis a 120 pacientes.

El experto en realización de prótesis, Salvador Gómez Crespo, considera que el problema radica en la burocracia y proviene de la Cofepris.

“Diseñar y fabricar las prótesis en el país sale más caro y complejo burocráticamente que importarlas y venderlas”, mencionó.

Después de un año de quimioterapia, Gisele tenía la opción de una prótesis y debía rehabilitarse para una reinserción adecuada a la sociedad. Sin embargo la falta de información y apoyo no hicieron fácil el camino.

La diferencia

Mediante un concurso en el programa de radio de la conductora Martha Debayle, Gisele ganó el premio de financiar totalmente los gastos de la prótesis, eran aproximadamente 100 mil pesos. “Fue como una bendición”, dijo al saber que había ganado gracias al ensayo que escribió sobre su nueva condición de vida.

“Si no hubiera sido por ella, creo que nunca hubiera obtenido esta prótesis”, dice Gisele mientras se sube el pantalón para enseñarla.

Cortesía Noticieros Televisa

Sin embargo, no todos tienen un hada madrina. Ana Ramos, del estado de Guerrero, no tuvo suerte  y  no pudo continuar con una vida normal.

“A mi madre, lo que le pasó fue por un accidente. En el pueblo siempre andamos descalzos, en la tierra del patio a veces no ves qué pisas. Mi madre no vio y se le enterró un clavo.” menciona la hija de Ana.

Los siguientes días fueron idas y venidas con la curandera del pueblo de Cruz Grande, Guerrero. El diagnóstico fue brujería. La familia no mostró consternación ante la herida, pues a momentos sanaba y por otros no.

La gangrena llegó en unos meses y, sin más remedio, fueron a la capital para buscar atención profesional.

Ana, madre de Susana

“En Acapulco no pudieron hacer nada, nos dijeron que no podrían ayudar. Siempre es así,” lo dice Susana con una mueca.

Ana llegó a la Ciudad de México donde los doctores no tenían forma de salvar el pie derecho. Ya contenía alguna larvas y estaba al doble del tamaño normal.

La manera de evitar que la infección se propagara por el resto del cuerpo era realizar un corte arriba de la rodilla. En la parte inferior ya había carne muerta.

La amputación

El corte para una amputación del miembro inferior debe realizarse de manera apropiada para que el muñón encaje con la prótesis. En caso de ser candidato para la misma, será necesario que se tengan al menos 10 centímetros desde la articulación de la rodilla.

Después de la intervención quirúrgica, surge la valoración postoperatoria: se debe informar al paciente de qué vendrá después:  la terapia , cuidados de la herida,  valoraciones cardiovasculares,  diseño de la prótesis, sus componentes, el tratamiento  y las complicaciones.

Secuencia de la película Stronger

Las Prótesis

Aunque el paciente busque una prótesis, algunos no son candidatos a éstas puesto que en ocasiones el anclaje que se necesita para colocarla es demasiado pequeño y no puede soportar la fuerza.

Igualmente quienes reciben radiación deben esperar un tiempo porque que las células se debilitan y pierden la capacidad de adaptarse a los materiales.

prótesis

De acuerdo a protesistas consultados, el precio de una prótesis oscila entre 30 mil y 120 mil pesos.

No sólo el precio es un impedimento, también lo es buscar a un experto que realice de manera correcta la prótesis.

Respecto a esto, en México existe una producción de apenas mil 200 prótesis al año.

Otra problemática es la falta de personal capacitado, el Doctor Vázquez Vela del Instituto Nacional de Rehabilitación señala que el número de técnicos capacitados no pasa de los 3 mil y sólo hay 150 licenciados en rehabilitación de amputados.

“Deben checar si su protesista está registrado en la Academia (Americana de Protesistas y Ortesistas) o contiene algún certificado, puesto que muchas veces son charlatanes y no hacen un trabajo apropiado”, menciona José Luis Rodríguez miembro de la Academia Americana de Protesistas y Ortesistas

 

prótesis

Cuidados del muñón y prótesis

Del mismo modo se tiene que revisar el muñón, éste debe estar sano para poder obtener una prótesis, en muchas ocasiones el mal uso de los materiales provoca lesiones.

“La prótesis no sangra, no hace heridas, ni callo.” 

Según Susana, en el proceso de la prótesis, la herida de su madre sangró en varias ocasiones y hasta llegó a infectarse de nuevo. “Le dolía caminar, la prótesis no quedaba. Tuvimos que hacer varios cambios”.

Para fijar el anclaje de la prótesis se necesitan 15cm desde el peroné hasta la selección del fémur. Asimismo, se deben considerar diferentes características como la edad, salud y estilo de vida del paciente.

La gran mayoría de las prótesis son de titanio o de acero de grado médico; también se empieza a implementar la impresión 3D dentro de esta área y materiales como el llamado peek, un polímero de alta dureza con propiedades biomecánicas y biocompatibles.

Entrevista de Martha Debayle con Ileana Ballesteros, fundadora de 3D por México.  

¿Qué es el miembro fantasma?

Mientras se encaran las rehabilitaciones físicas y los cambios postoperatorios, el 79% de las personas amputadas también enfrentan cambios psicológicos. En muchas ocasiones, surge el Síndrome del miembro perdido o Síndrome del miembro fantasma.

“El cerebro sigue interpretando que este miembro existe, por lo cual manda órdenes de movimiento al mismo o recibe señales de tacto, ya sean de dolor, picor o temperatura,” añade el protesista Salvador Gómez.

El dolor fantasma es la percepción dolorosa del segmento amputado y se genera después del procedimiento quirúrgico. Se describe como sensación de hormigueo, alfileres, ardor y descarga eléctrica.

Quienes sufren de este síndrome mencionan que no pueden continuar con labores cotidianas.

33%  el dolor interfiere con su capacidad laboral

82% tienen trastornos del sueño 

45% interrumpen sus actividades diarias.

No se sabe cuál es el origen de la condición. Diversos modelos se basan en la alteración de los nervios después de la amputación.

Reinserción social

La fundación Ampuvalia  señala que todo amputado debe contar con asesoría alimenticia, psicológica, física y emocional. Amigos y familiares son necesarios para el apoyo integral.

Además, loa familiares deben recibir ayuda para aceptar el cambio y poder ayudar al paciente.

Susana comenta que la reinserción a la sociedad de su madre no fue adecuada. Nadie le informó sobre los cuidados,  la atención psicológica y los cambios que vendrían.

prótesis
Foto cortesía de IBERO
¿Qué hace el gobierno?

En el Programa Sectorial de Salud de 2013-2018 se informa sobre las medidas que el gobierno toma en el tema de los discapacitados, esto engloba las amputaciones.

Sólo hay promoción de estilos de vida saludables, prevención de accidentes y enfermedades, y una atención médica temprana para evitar complicaciones.

Lo anterior se ejemplifica con la alerta de epidemia de diabetes activada en 2016 por la Secretaria de Salud en la que se plantean diferentes programas para prevenir la obesidad que lleva a la diabetes y evitar que ésta genere secuelas como la amputación.

A pesar de estos programas preventivos, el gobierno no aporta recursos a la atención de pacientes amputados.

La nueva estrategia es prevenir un problema que no se atendió desde hace años y está en descontrol. Se considera a la diabetes como única causa cuando en realidad no es así.

“Mi mamá nunca usó la prótesis, le daba pena. Ella hubiera estado mejor si no le hubieran amputado una extremidad inferior,” finaliza Susana, firme.