Partiendo del concepto que nos dice que el periodismo digital es aquél “que emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo, difundir contenidos periodísticos”, no es necesario ser personas expertas en materia de telecomunicaciones para saber que la llegada del internet a nuestras sociedades cambió la forma de informar e informarse.

Fue así como profesionales del periodismo se enfrentaron a un cambio progresivo que poco a poco ha ido dejando de lado las estructuras básicas para escribir cada uno de los géneros periodísticos y que ya no es limitante (o, al menos, no tanto como solía) en cuanto al número de caracteres o palabras a emplear.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

Sin embargo, pareciera que uno de los graves errores del ahora periodismo digital es que, en términos generales, no ha aprovechado las nuevas herramientas que se le ofrecen para prestar atención a temas más allá de los recurrentes en la agenda nacional.

En esta ocasión, me refiero específicamente a que el tema de la violencia de género, aun cuando tiene más espacio en los medios de comunicación, no cuenta aún con la perspectiva de género que podría cambiar la realidad de muchas mujeres en nuestro país, sobre todo si aún creemos en la labor social del periodismo mexicano.

¿Qué es el periodismo y para qué nos sirve?

Cuando estamos en proceso de formación para convertirnos en profesionistas de la información, se nos enseña que el periodismo no se trata solamente de acudir a eventos, grabar el audio para obtener citas textuales y tomar algunas fotos, sino que se tiene un compromiso con quienes nos leen.

Como un estudio de Bill Kovach y Tom Ronsenstiel, realizado con base en las opiniones de las mismas personas dedicadas al periodismo arrojó, éste tiene como primera obligación ser fiel a la verdad, ser leal a la ciudadanía, mantener independencia con respecto a lo que se informa y debe esforzarse por ofrecer contenidos relevantes.

“El propósito del periodismo consiste en proporcionar a la ciudadanía la información que necesita para ser libre y capaz de gobernarse a sí misma”.

¿Qué es la violencia de género?

En el sentido estricto, este tipo de violencia es aquella ejercida contra una persona o grupo de personas con motivo de su género. Ahora, considerando que las mujeres son aún quienes viven en desventaja con respecto a los hombres, se denomina así a la violencia contra las mujeres.

De forma sencilla, la ley mexicana la define como cualquier acción u omisión, basada en su género, que cause a las mujeres daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual e inclusive la muerte, ya sea en el ámbito privado como el público.

violencia de género
Violencia contra las mujeres | Imagen: cortesía de Nueva Mujer

¿Qué puede hacer el periodismo digital sobre la violencia hacia las mujeres?

La respuesta me gusta demasiado, porque el periodismo digital puede hacer muchísimo sobre esto.

Comencemos demostrando que con sólo hacer una búsqueda sencilla en Google con el término “violencia de género” y otra con las palabras “violencia a las mujeres” en el apartado de noticias, obtenemos la enorme cantidad de 3 millones 140 mil notas al respecto.

violencia de género

violencia a las mujeres

Es decir, que los medios de comunicación alrededor del mundo sí han volteado a ver la situación y sí han difundido la información con, estoy segura, la mejor de las intenciones. Pero vámonos más lejos y arriesguémonos un poco más: el escribir sobre ello no es suficiente, sino hay que hacerlo de forma objetiva.

Y completamente consciente de que esto de “la verdad” suena demasiado utópico, puedo afirmar que para acercarnos un paso más a la objetividad en textos sobre violencia de género, debemos aprender a ver los hechos con una cosa llamada perspectiva de género.

Esta cosa ya mencionada es un punto de vista, a partir del cual se visualizan los distintos fenómenos de la realidad (científica, social, académica, política) que tiene en cuenta las implicaciones y efectos de las relaciones sociales de poder entre las mujeres y hombres. Ésta permite observar que las relaciones entre ambos no son naturales sino construcciones sociales que representan, simbolizan y significan relaciones asimétricas.

Ejemplificando, podemos decir que, al consultar una encuesta del INEGI sobre el uso del tiempo en mujeres y hombres, nos encontramos con esto:

trabajo doméstico

La perspectiva de género nos permite saber que el hecho de que más mujeres se dediquen al trabajo doméstico no remunerado no es simplemente porque “así lo deseen”, sino porque la construcción social del matrimonio heteronormado dicta que los hombres tienen la obligación de proveer y las mujeres de atender.

Aplicado esto al periodismo digital, podemos encontrar diferencias considerables en la forma en que se informa sobre un mismo hecho. No basta más que mirar un lamentable ejemplo:

periodismo digital
Periodismo digital con perspectiva de género | Imagen tomada de Cimac Noticias
periodismo digital
Periodismo digital con expresiones sexistas | Imagen tomada de Récord

Y es por ello que se delimitó la definición de revictimización, quedando como aquella que se produce cuando de manera inicial se afectan los derechos de una persona y como consecuencia de la exposición o por derivación del delito inicial, la persona vuelve a sufrir afectación a sus derechos humanos. Desafortunadamente, en los medios de comunicación son más que comunes este tipo de casos:medios de comunicación

La recomendación será que siempre al escribir un producto periodístico sobre violencia de género, tengamos en mente la visión de las mujeres víctimas de violencia como de quienes la cometen.

Sin miedo a nombrarles como son

Pero esto no se acaba aquí, porque aún se pueden realizar más acciones desde nuestros ámbitos profesionales, como utilizar lenguaje incluyente al escribir sobre cualquier tema.

Este elemento es el que reconoce a las mujeres y hombres en el lenguaje hablado y escrito y que manifiesta la diversidad social e intenta equilibrar las desigualdades. Y no sólo se trata de “chiquillos y chiquillas”, sino de hacer uso de la diversidad de nuestro idioma. Algo como esto:

lenguaje incluyente

En nuestro proceso hacia un periodismo digital con perspectiva de género, debemos comprender que la discriminación hacia las mujeres no sólo se manifiesta con pocas oportunidades laborales o la negación para que participen en la vida política de una nación. Hay formas más sutiles como el uso de un lenguaje sexista, ese que transmite y refuerza relaciones asimétricas, inequitativas y jerárquicas que se dan entre mujeres y hombres.

“Hay que suprimir la proyección constante de imágenes negativas y degradantes de la mujer en los medios de comunicación, sean electrónicos, impresos, visuales o sonoros. Los medios impresos y electrónicos de la mayoría de los países no ofrecen una imagen equilibrada de los diversos estilos de vida de las mujeres y de su aportación a la sociedad en un mundo en evolución. Además, los productos violentos y degradantes o pornográficos de los medios de difusión también perjudican a la mujer y su participación en la sociedad”.

Las instituciones públicas han comenzado a unir esfuerzos para legislar en contra de la difusión de estereotipos y roles de género y del uso de lenguaje sexista no sólo en textos y discursos oficiales, sino que también en medios de información.

No hay excusa más que nuestros propios prejuicios. El periodismo digital nos permite contar con un espacio que no nos limita como lo hacía el periodismo tradicional y en él podemos dejar los lugares comunes para empezar a hacer contenidos que visibilicen a las mujeres.

Es hora de que sepamos que lo que no se menciona no existe, y para saber cómo mencionarlo existen diversos manuales que te enseñarán a usar lenguaje no sexista sin morir en el intento.

¿Y entonces, por qué el periodismo digital debe poner atención a la violencia de género?

En México y en el mundo, existen cifras sobre la violencia contra las mujeres que no pueden seguir siendo ignoradas.

“La violencia contra las mujeres en fundamentalmente sobre poder. Sólo terminará con la paridad de género y el empoderamiento de las mujeres” según la ONU, y la forma más eficiente de empoderar a las mujeres es informándoles.

El periodismo digital y quienes lo realizan no deben perder de vista el compromiso social que conlleva y, mientras no lo haga, será más factible acercarnos a una sociedad más justa e igualitaria.

Las y los periodistas podemos ser agentes positivos en la lucha contra la violencia de género. Tomemos consciencia y evitemos situaciones vergonzosas e inaceptables.