El maltrato animal  comprende comportamientos que causan dolor innecesario o estrés al animal.

Maltrato animal

Los animales los compramos cuando son muy pequeños, tiernos y graciosos.

El 70% de los perros en la República Mexicana viven en la calles y sufren maltrato animal, de acuerdo con el más reciente censo llevado a cabo por el Inegi, según un trabajo publicado por Publimetro. Este trabajo señala que en el país hay 18 millones de perros, sin contar otro tipo de animales que son usados como mascotas.

Al pasar el tiempo los animales van creciendo, con ello se tiene aún más responsabilidad y se crean más obligaciones. Según el Inegi la tasa de abandono de mascotas es de 40 por ciento.

Investigaciones realizadas en los últimos tiempos encontraron que el abandono es uno de los tres problemas principales del maltrato animal. Le siguen lesiones y después muerte. Miles de perros y gatos terminan en los centros antirrábicos donde mueren  cruelmente de diferentes maneras.

Son muchos los animales que se encuentran por las calles solas y sin un hogar. Tener un animal de compañía es una responsabilidad a largo plazo, dado que tanto los perros como los gatos pueden vivir más de 15 años. Estos tan sólo en los dos tipos de mascotas más comunes a nivel mundial. Algunos pueden sobrevivir en la calle, otros incluso pueden caer en manos de personas despiadadas que los torturan, envenenan y matan con saña.

maltrato animal
Foto de Google

“Las personas no están aptas para tener una mascota en su casa, desde años se ha visto que compran animales pequeños y cuando empiezan a crecer los abandonan en la calle y aunque no lo crean no solo se da en perros, gatos, sino también en animalitos como hámsters”, declara Luis Ordóñez Sánchez, activista de protección a animales.

Existen miles y miles de casos de animales que han sido rescatados en casos de violencia extrema como pueden ser golpizas, quemaduras extremas, degollaciones, castraciones, destaces, mutilaciones y embotellamientos, entre muchos otro más.

El maltrato animal no es sólo a nivel físico también es a nivel psicológico.
Si tú tienes un perro y lo abandonas en la azotea es una forma de maltrato animal.

No sólo golpeándolo lo lastimas. El abandono por ejemplo, el no hacerle caso,
el no alimentarlo, también son formas de maltrato.

Dependiendo tu trato y tu carácter es como va a ser tu mascota no es que existan animales
buenos o malos, ellos sólo actúan de acuerdo al patrón de conducta al que son sometidos,
por eso en muchos casos el perro puede llegar a ser violento, por el tipo de dueño y a al tipo de maltrato al que es sometido.

Tamara Ruiz, maestra en la facultan de veterinaria en la UAM, aseguró:

“Muchas personas no saben cuidar animales, te lo digo en casi 40 años que tengo de ejercer como médico veterinario, he tratado muchos casos de dueños irresponsables, el más reciente tiene un par de meses. Es el caso de una amiga la cual se llevó a sus perros en su camioneta, un labrador y un bull dog francés. La señora se fue a un centro comercial en su camioneta con los dos perros abordo, ella se bajó y los dejó ahí encerrados con los vidrios cerrados hasta arriba en pleno rayo del sol, como a las doce del día. Cuando la señora volvió como a las dos horas los perros ya estaban ahí convulsionándose los dos. Me los llevé porque es mi amiga y sí se los traté, pero ninguno se salvó”.

Maltrato animal
Foto por Cuarto Oscuro

Otros casos registrados en la procuraduría federal de protección al ambiente son cuando
las personas se van de vacaciones varios días y  dejan a los perros amarrados
con una cubeta de agua y otra cubeta con varios kilos de croquetas, cuando ellos regresan
el perro en su desesperación por tantos días amarrado tira la cubeta con el agua y lógicamente se muere por la deshidratación.

Antirrábicos son una solución o un problema

Según la asociación mexicana de médicos veterinarios especialistas dice que
crece la población canina en las calles a un 20% anual, por lo que en los antirrábicos
han puesto en marcha la captura de animales desamparados en las calles.

Los antirrábicos fueron creados para confinar y eliminar a caninos y gatos, que vagabundean en la vía pública, para realizar actividades como: vacunas antirrábicas, esterilización, donación y diagnósticos de laboratorio, según la norma oficial mexicana de Prevención y control de enfermedades y atención canina, publicada en el Diario oficial de la Federación.

El maltrato animal es un problema de todos

El médico veterinario egresado de la UNAM Ignacio Camacho comentó

“En el antirrábico son unos hijos de la chingada, allá existe una cantidad de crueldad increíble para los perros. Ahí los matan con una especie de pistola, algo parecido a una pistola de clavos, ésta perfora el cráneo del animal pero a veces les disparan en cualquier otra parte del cuerpo solo para llegar a rematar”.

Localidades que no cumplen con las Leyes

En algunos de estas localidades no cumplen con las normas, las quebrantan
y abusan de los animales utilizando la tortura y  los electroshock.

De acuerdo con la organización Milagros Caninos, que alberga perros enfermos
o en edad avanzada, de los animales que llegan al albergue 100 por ciento han
sido maltratados, torturados, violados y en el 80 por ciento de los casos se determinó
que las agresiones provenían de personas del sexo masculino.

Modificaciones en el Código Penal

Estado de México desde julio de 2013 se presentó un reglamento
de protección y bienestar animal, cuyo propósito es sancionar de manera severa
el maltrato que se inflija a las mascotas.

En 2015 se modificaron las penas en el Código Penal local para quienes
maltraten animales y quedaron de la siguiente forma:

“Capítulo III

“Artículo 235 Bis. Comete el delito de maltrato animal, el que cause lesiones dolosas a cualquier animal que no constituya plaga, y se le impondrá pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ciento cincuenta días de salario mínimo general vigente en la zona geográfica que corresponda. La pena prevista en el párrafo anterior también se aplicará a quien abandone a cualquier animal de tal manera que quede expuesto a riesgos que amenacen su integridad, la de otros animales o de las personas. A quien realice actos eróticos sexuales a un animal o le introduzca por vía vaginal o rectal el miembro viril, cualquier parte del cuerpo, objeto o instrumento,
se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y de cincuenta a ciento cincuenta días multa.

“Artículo 235 Ter. A quien cause la muerte no inmediata, utilizando cualquier medio que prolongue la agonía de cualquier animal que no constituya plaga, se le impondrá una pena de seis meses a tres años de prisión y multa de cien a doscientos días de salario mínimo general vigente en la zona geográfica que corresponda.”

maltrato animal
Solo en ti esta el cambio

El Estado de México fue declarada entidad amiga de los animales y se creó el Consejo Ciudadano de Protección y Bienestar Animal del Estado de México.

Laura Torres Quiles, abogada especialista en maltrato animal, egresada de la UNAM explicó y clasificó el maltrato de la siguiente manera:

Violencia física sobre animales:
Es aquella que consiste en actuar directamente sobre el físico del animal
causando daño y dolor al mismo tiempo (o sea dar golpes) Entre otras muchas destacaría Provocar su muerte
por alguna acción

  • Matarlo intencionadamente por cualquier medio
  • Poner su vida en riesgo de forma gratuita (peleas. filmaciones, rituales, zoofilia)
  • Sacrificarlo en instalaciones no autorizadas sin aturdimiento previo
  • Abandonarlo
  • Sacrificar animales de trabajo cuando ya no son de utilidad

Violencia psicológica sobre animales:
consiste en causar un daño psicológico al animal:

  • No permitirle relacionarse con personas y otros animales
  • Confinarlo a un espacio reducido
  • Limitar o suprimir sus salidas a la calle
  • Entrenarlo para que sea agresivo
  • Abandonarlo
maltrato animal
Foto por El Universal

De acuerdo con cifras de la asociación AnimaNaturalis, en México fallecen cada año unos 60 mil animales por maltrato.

En la Ciudad de México las cifras de maltrato animal están relacionadas con otros delitos.

Tres delegaciones son las que encabezan los reportes de maltrato animal: Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc. Entre las tres acumulan 39 por ciento de las quejas. Además, estas demarcaciones también son las que más
denuncias suman por homicidios y robos a transeúnte.

La Ciudad de México se ha colocado a la vanguardia en el cuidado
y protección de los animales ya que ha llevado sus derechos a la Constitución
de la ciudad, con lo que sus derechos se colocan a la par que los de
las personas que viven en ella.

En el artículo 18, apartado B, numeral 1 y siguientes se asienta:

  1. Protección a los animales

  2. Esta Constitución reconoce a los animales como seres sintientes, y por lo tanto, deben recibir trato digno. En la Ciudad de México toda persona tiene un deber ético y obligación jurídica de respetar la vida y la integridad de los animales; éstos, por su naturaleza son sujetos de consideración moral. Su tutela es de responsabilidad común.

  3. Las autoridades de la ciudad garantizarán la protección, bienestar, así como el trato digno y respetuoso a los animales y fomentarán una cultura de cuidado y tutela responsable. Asimismo, realizarán acciones para la atención de animales en abandono.

La tendencia a proteger a los animales desde el aspecto legal está comenzando a crecer por el país. Ya son 17 los estados que han creado alguna legislación o reglamento que tipifica y sanciona varios tipos de maltrato animal. Los estados son: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Veracruz.

En algunas de estas leyes se prohíbe el uso de animales en espectáculos, como en los circos, pero no se considera en ninguna a las corridas de toros, cosa que es señala por varios activistas de animales.

Pese a leyes y organismo de gobierno que se han creado para proteger los derechos de los animales
los casos de maltrato siguen y varios casos han sido cometidos por la misma autoridad. Esto sólo se detendrá hasta que todos, ciudadanos y gobernantes, aceptemos que los animales tienen el mismo derecho a compartir la ciudad que tenemos nosotros.