Los mormones y el matrimonio igualitario ; no es un tema tabú para esta congregación, de hecho, ellos se han pronunciado en varias ocasiones acerca de la unión entre personas del mismo sexo.

Los mormones

De acuerdo a las nuevas políticas implementadas en nuestro país, algunas organizaciones y religiones se han manifestado a favor y en contra de esta situación.

Tal es el caso de los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mejor conocidos como Los Mormones, quienes no se han declarado ni a favor, ni en contra, mantienen una postura neutral y algunos líderes han aclarado esto desde hace algunos años.

El presidente Boy K. Paker miembro de los doce apóstoles de la iglesia mencionó: “No los rechazamos…, no podemos rechazarlos, pues ustedes son hijos e hijas de Dios, no los rechazaremos, porque los amamos”.

Sin embargo, esto no significa que los SUD (Santos De Los Últimos Días) estén a favor, pues de acuerdo a las normas y principios de la religión se cree que el matrimonio “entre el hombre y la mujer fue decretado por Dios… “

Los miembros del SUD/ Imagen: Iglesia
Los miembros del SUD/ Imagen: Iglesia

Además el Elder Packer aseguró: “La atracción hacia los del mismo sexo no es un pecado, pero las acciones provocadas por esos sentimientos sí lo son, exactamente igual que con sentimientos heterosexuales…” y el presidente, Gordon B. Hinckley, mencionó “Si ellos no actúan de conformidad con esas inclinaciones, entonces pueden seguir adelante como todos los demás miembros de la Iglesia, si violan la ley de castidad y las normas morales de la Iglesia, entonces están sujetos a la disciplina está, igual que los demás.”

La Iglesia cree firmemente que la atracción hacia personas del mismo sexo no es algo natural por ello cuenta con un equipo capacitado de psicólogos que apoyan a todos aquellos miembros que lo requieren y lo piden.

Desde pequeños su congregación los prepara para la evangelización
Desde pequeños su congregación los prepara para la evangelización

Y a pesar de las manifestaciones que han hecho los miembros y la Iglesia no se pronuncian ante la propuesta de ley, simplemente como lo dio a conocer Élder Benjamín De Hoyos Estrada mediante una declaración: “Animamos a los miembros de la congregación a unir nuestras voces con las de otros ciudadanos ejerciendo nuestros derechos, como están contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual establece y honra la libertad de religión y de expresión de convicciones y pensamientos, tanto en público como en privado.”