Los talk shows han tenido durante muchos años una gran influencia en la sociedad mexicana, sobre todo en las mujeres.

La inclusión de estos nuevos proyectos a nuestro país permiten estudiarse de diferentes maneras. Desde la producción y emisión de contenidos, su influencia medida a través del rating, el comportamiento de las personas, hasta las nuevas maneras de adquirir entretenimiento.

El programa Cosas de la Vida, que conducía Rocío Sánchez Azuara y se transmitía en Televisión Azteca, demostró que las historias de los panelistas conmovían y divertían a la audiencia.

A continuación examinaremos uno de los programas que tuvo mayor relevancia en México.

giphy

¿Qué es un talk show?

Durante muchos años la sociedad se ha visto inmersa de nuevos contenidos de entretenimiento que son transmitidos en televisión pública.

El investigador mexicano José Marcial Gamboa Cetina, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, define a los talk shows como:

Un programa en el que un conductor (a) organiza un espectáculo en un estudio de televisión, mediante los testimonios o entrevistas a una serie de invitados los cuales platican y ventilan sus conflictos ante un público que se encuentra presente en el foro, y ante millones o miles que siguen el programa desde sus hogares. Además, su objetivo primordial es el de generar controversia.

La llegada de Cosas de la Vida a México

El programa Cosas de la Vida fue el primer talk show en México transmitido totalmente en vivo en el año de 1999. El productor argentino Roberto Romagnoli hizo alianza con TV Azteca e invitó a la conductora Rocío Sánchez Azuara para realizar ese proyecto que se emitía de lunes a viernes a las 16:10 horas por canal Trece.

Televisión Azteca, conocida comercialmente como TV Azteca, es un medio masivo de comunicación que se fundó el 02 de agosto de 1993 por el empresario Raúl Salinas Pliego, uno de los hombres más empoderados de México.

Programa de Televisión Azteca
Talk show “Cosas de la Vida” conducido por Rocío Sánchez Azuara / imagen: cortesía aztecatrece.com

Los elementos estructurales del talk show Cosas de la Vida, son muy fáciles de distinguir. Primeramente Sánchez Azuara presenta el problema, lo desarrolla y cuestiona a los participantes sobre una infidelidad, divorcio o preferencias sexuales. Existe un clímax dentro de la historia y finalmente se llega a una conclusión y posible solución.

A pesar de que todo se maneja con cuidado, existen críticas y dudas sobre los testimonios presentados.

Las redes sociales se han vuelto una herramienta para opinar y criticar lo que sucede al rededor de nosotros. Facebook y Twitter son las plataformas que tienen más usuarios registrados, y cuando se trata de historias en los talk shows, se mofan de los títulos que se colocan.

Las mujeres en los talk shows

Como panelistas: en ningún programa se ha visto que el debate sea solamente entre hombres; siempre deben estar por lo menos dos mujeres. Se puede intuir que su participación evoca a que ellas siempre tienen solución a los problemas.

La buena: la que tiene la razón, nunca se equivoca, la víctima. Se le ofrece asesorías y la conductora siempre está de su lado, no importan sus errores, no es juzgada. Suele llorar durante todo el programa y dice que “nunca” debió haberle pasado eso.

Talk show "Cosas de la Vida"
Víctima de una infidelidad / Imagen: cortersía Youtube Tv Azteca.

La mala: es tratada como la peor de las mujeres, es aquella que no le importa la ley, no sabe en el problema que se metió. Es tachada ante la familia de diferentes maneras. No es un ejemplo a seguir.

Uno de los talk shows se llama"Cosas de la Vida"
La mujer que se involucra con un casado / Imagen: cortesía de cyberspaceandtime.com

Presencia en el público: la mayoría de los asistentes son mujeres. Se puede determinar que asisten porque se sienten identificadas con las historias. Dan consejos y sus puntos de vista.

Como telespectadora: Al menos 7 de cada 10 mujeres que participaron en un sondeo, dijeron que ven Cosas de la Vida en sus casas. A comparación de los hombres donde se indica que 3 de cada 10 los ven.

¿Por qué las mujeres miran los talk shows?

El periodista y especialista en medios Gabriel Páramo, considera que los talk shows no son exclusivos para las mujeres puesto que depende de los gustos de cada persona.

Señala que la televisión ha tenido una influencia creciente en la sociedad porque es un medio que llega por muchos sentidos y suele dar información procesada.

La sociedad actual enseña a las mujeres que les deben de gustar las cosas de la familia en esos programas. La sociedad en sí misma tiene influencia sobre nosotros en cuanto a qué nos gusta, qué consideramos normal o aceptable. Da la pauta de qué es normalidad.

Además suele manejar ideología y estereotipos que se ven reflejados tanto en hombres como mujeres. Actualmente estamos acostumbrados al modelo televiso de Televisa y Tv Azteca, que están basados en los modelos televisivos estadounidenses.

Los productores no sólo estudian al público, no sólo le dan lo que quiere el público, sino que los productores o las televisoras tienen una agenda de qué es lo que ellos quieren que vea el público. Ellos le enseñan al público qué ver y después lo adecuan a algunas particularidades.

En el caso de los talk shows estos están dirigidos a mujeres en cuanto al rango de horario. Tienen influencia porque en cierto sentido manejan emociones; la gente busca tener una vida interesante.

Los medios de comunicación ofrecen a la sociedad contenidos de baja calidad sin que estos sean juzgados. Ciertos sectores de la población se ven afectados por estos programas de entretenimiento.

Los talk shows manipulan a la sociedad y manejan a la mujer como objeto y no como sujeto. Lamentablemente la televisión ha sido la mala maestra para los mexicanos, es, como decía Marshall Mcluhan, una extensión del ser humano.

Cosas de la Vida / Imagen: Canva del Mexiqueño