¿Y por qué menciono el hula hoop si el circo es otra cosa? Pues no. El circo no es lo que la mayoría de las personas piensan: payasos, animales salvajes haciendo trucos antinaturales, personas llamadas ‘’fenómenos’’ por tener características físicas diferentes a las de la mayoría de la sociedad, etc.

El circo no es sólo una forma de entretenimiento bajo una carpa de colores. El circo es una forma de vida, una cultura y un arte. Y también es hula hoop. Mayormente de tradición familiar, el circo no sólo se compone de aquello que ya hemos mencionado. Hay toda una rama de las artes llamadas ‘’artes circenses’’ que como su nombre indica, son aquellas actividades artísticas especializadas a un espectáculo en formato de circo.

 

Arte circense: otra perspectiva

 

Estas representaciones que se llevan a cabo frente a un público son denominadas a su vez como ‘’artes escénicas’’ y  son el pilar central del espectáculo circense: desarrollar cualquier tipo de arte sobre el escenario para que el público lo pueda apreciar.

Una de las artes escénicas y circenses que ha tomado mucha popularidad no sólo entre la comunidad cirquera sino también en la sociedad en general es el ‘hula hoop.

El principio es básico: hacer girar un aro de plástico al rededor de la cintura por el mayor tiempo posible; así que para entrar un poco en contexto, a continuación les mostraremos el inicio del hula hoop en la historia.

 

linea del tiempo
Breve historia del hula hoop / Imagen: denle clic a la foto para ver la línea del tiempo.

 

¿Que es realmente el hula hoop?

 

Y ahora que ya sabemos la parte teórica, vamos a ver el hula hoop a través de los ojos, la piel y la mente de quien vive para este arte. Principalmente,el hula hoop es un arte visual, sin embargo, aquellos que practican cualquier tipo de arte escénico, la trascendencia no sólo se limita a la expresión visual en el escenario, sino que va más allá del lugar donde expresan sus sentimientos.

A continuación, les presentamos a dos mujeres que utilizan el hula hoop como modo de expresión, de terapia y de vida.

 

El circo es mi vida: mirada dentro de la mente de una artista

 

arte circense, el mexiqueño, eteras
Etereas / Animation: un film corto de Flaminguettes / Imagen: Vimeo

 

Halina Nájera vive en Naucalpan de Juárez. Cuando uno la ve pasar todo y nada queda claro respecto a ella: cabello largo (que dependiendo de su humor puede estar pintado de colores o no), tatuajes, blusas con diseños tribales, pantalones rotos y muchas, muchas pulseras. Sabes que es una persona diferente, solo que no sabes qué tan diferente es lo que creías diferente.

Cuando la conoces, lo primero que te dice es que ama el circo y que es hula hooper. Nada mal para una presentación y una primera impresión. A medida que vas ahondando en su psique, las personas se pueden dar cuenta que el arte es como la sangre que corre por sus venas. Es el aire que respira. Ella es arte.

 

-”Hay muchas formas de expresar lo que sientes, como pintando, escribiendo o cosas así. Pero cuando utilizas tu cuerpo entero para decir lo que tu mente quiere gritar es simplemente otro nivel de expresión. Las artes corporales van a darte lo que ninguna otra arte puede: que conozcas al 100% tu cuerpo. No sabes de qué es capaz el cuerpo humano hasta que lo pones a prueba. La manera en que transmites energía cuando bailas (hula hoop) es inmensa y además te ayuda a no sólo saber que tu cuerpo puede hacer cosas que no sabías que podía, si no a ser consiente de cada una de esas partes de ti mismo y al ser consiente para controlarlas y moverlas, eres consiente de tu entorno completo y eso te da una paz y una liberación que no he conocido de otra manera.”

 

-”Me ha pasado muchas veces que cuando le digo a las personas que me dedico al circo, ponen una cara como de que no se la creen, o se ríen o incluso me han dicho que si es en serio, que les diga la verdad. El circo está súper mal ligado a la imagen mental de payasos y animalitos siendo maltratados o cosas por el estilo. Y contrario a lo que puedes llegar a pensar, no me molesta que la gente piense eso, por que cuando me preguntan, entonces yo tengo la oportunidad de explicarles de la manera correcta lo que es el circo e intentar transmitirles un poquito del amor que yo siento por él; igual y de esa forma, su percepción y su imagen fonética del circo cambie por completo .

 

Pero hay más:

 

Otra de las cosas que siempre me preguntan es que por qué me tomo tan en serio el circo, al nivel de considerarlo mi fuente de ingresos y mi profesión. Realmente me sorprende, no me enoja, que la mayoría de las personas piensen que las artes no son un ‘’trabajo serio’’ o que ‘’no dejen dinero’’ y simplemente lo vean como un hobby. Las personas nunca ven que para cualquier tipo de arte; sea música, pintura, cine, literatura, danza, etc, se necesita toda la dedicación y sobre todo la disciplina para poder dominar algún tipo de arte. Nada de lo que hacemos los artistas es fácil. También me gusta mucho explicar esto por que siento que hago un cambio en la metalizad de aquellos que me lo permiten.

 

 

Un hobby que cura y ayuda a mantener la ”cordura”

 

Obviamente, no todas las personas que son artistas se dedican a su arte como profesión. Las circunstancias pueden ser muchas: falta de tiempo, de incentivos y motivación, presión social (por que dicen que los artistas se mueren de hambre) o simplemente por que también hay otras cosas que disfrutas hacer además del arte. Este es el caso de ‘Sininen, una adolescente de 21 años que encuentra en el periodismo su pasión pero en el hula hoop su complemento de vida.

-No sé exactamente en qué momento llegó el hula hoop a mi vida, pero si sé los cambios que comenzó a generarme. Siempre he tenido facilidad para expresarme. Soy diestra en la pintura, en la escritura y en la música pero nunca había tenido experiencia en las artes corporales. Desde el primer momento que tuve un hula en mis manos lo supe. Aprendí muy rápido. Los movimientos básicos fluían en mi como si estuviera respirando, a diferencia de muchas personas que conozco a los que he intentado iniciar en las artes circenses. Tuve que aprender a controlar en su totalidad a mi cuerpo. Hasta el músculo más pequeño de la espalda o de un dedo es necesario para el control del hula, por lo tanto, ser consiente de ello es primordial.

 

Un cambio total que ella expresa en los siguientes términos:

 

Me gustó la sensación al bailar. Pronto me di cuenta que hacía mis deberes domésticos o escolares mucho más rápido de lo normal para poder tener tiempo de practicar y cuando lo hacía, el tiempo se detenía. Comencé a hacerlo un hábito en mi vida y sólo tenía que cerrar mis ojos y sentir que volaba. Aprendí a volar con un pedazo de plástico.

 

 

En ocasiones en las que no tenía la oportunidad de practicar o sólo bailar sin intentar nada nuevo, me daba cuenta de que me ponía de malas. La ansiedad volvía a mi cabeza y sentía como lentamente el estrés invadía mi cuerpo. Todo fallaba o salía mal cuando no bailaba y obviamente al principio no sabía por qué. No fue hasta que un día horrible, lleno de malas noticias me quebró. Comencé a llorar desesperadamente (llevaba más de un mes sin bailar, por la escuela, exámenes y trabajo) y tenía ganas de romper todo lo que estuviera a mi paso.

Entonces lo vi, esperándome. Estaba colgado en una de las paredes de mi habitación y sus colores parecían brillar con más y más intensidad. Lo tomé y salí al jardín. Bailé con tanta fuerza que las lágrimas de desesperación fueron transformándose gradualmente: primero de ira, luego de coraje; pasaron por resignación, tristeza, amargura hasta convertirse en auténticas lágrimas de felicidad. El sudor recorría mi cuerpo pero no estaba cansada, sólo no podía dejar de sonreír. Ahí fue cuando me di cuenta de que este nuevo hobby no sólo me hacía feliz, si no que me ayudaba a mantener la ‘’cordura’’ que se necesita tener (o aparentar) para llevar a cabo el día a día de una vida citadina.

 

 

Leyendas del hula hoop

 

Finalmente, te traemos a las 3 mejores hula hoopers que hicieron historia y marcaron pauta en el arte circense contemporáneo. Puedes encontrarlos dándole clic a este enlace