Además de la vida del sex, drugs and rock n roll, muchos iconos de la historia del rock han caído en las redes de la paternidad, cambiando micrófonos, instrumentos musicales y botellas de Jack Daniel’s por mamilas, pañales y carreolas. Pronto la vida de excesos, fama y diversión cambia al dilema moral y subjetivo de la educación. Si para los padres de una vida normal, tener un hijo representa un cambio de paradigma completamente radical y se convierte en una tarea de tiempo completo y de dificultad inimaginable, mucha gente se preguntará: ¿cómo es que personas que traspasan todas las barreras morales impuestas por la sociedad tienen la capacidad de ser padres?

Aunque juzgar la moralidad no debe ser tarea de nadie (a fin de cuentas ¿qué es la moralidad y quién se atrevió a imponerla?), ver a un tipo rudo con tatuajes y cigarrillo en boca al mismo tiempo que carga a un pequeño ser humano, siempre va a dejar de qué hablar.

¿De tal palo, tal astilla?

Padres e hijos de todos los tiempos han escuchado esta frase y el rock no se queda fuera. Generalmente los hijos siempre tienen cualidades, talentos y gustos heredados y aprendidos de sus padres. En el caso personal de esta periodista, hija de ingenieros en sistemas (sí, la única licenciada entre ingenieros), aprendí de mi padre el gusto y amor por el rock y la música de los 80’s, vínculo que nos une a pesar de las muchas diferencias que podamos tener (empezando por las carreras).

Los años decidirán si dichas criaturas siguen esos pasos o toman caminos completamente diferentes con o sin la ayuda de sus progenitores. La influencia paternal es un tema indiscutible, pero ¿qué pasa cuando además tu papi es una imagen pública, objeto de admiración, odio, evidentemente tiene dinero hasta para aventar al cielo y tiene una vida extrema? A continuación te traemos 3 princesitas cuyos padres son leyendas del rock y terminaron colgándose de su fama y dinero, amándolos hasta la muerte y llevando el apellido a nuevos campos o incluso odiándolos aunque las audiencias los aclamaran; igual y después de leer esto comiences a valorar un poco más a ese hombre vestido de traje que llega por las noches cansado, por que no siempre ”todo lo que brilla es oro”.

Querido papi rock: te amo y/o te odio

1.- Frances Bean Cobain

Empezamos este listado por uno de los padres más polémicos de la historia: Kurt Cobain. Reconocido en muchas ocasiones como el ”padre del grunge” junto con su mítica banda Nirvana, Cobain dejó además de su legado musical un legado genético: una hermosa niña llamada Frances Bean Cobain.

Kurt Cobain con su hija Frances Bean Cobain

Los pocos años que Frances Cobain disfrutó de tener a su padre junto a ella

Desde que nació, el 18 de agosto de 1992, la vida de la pequeña Cobain fue un drama : a los pocos meses de nacer, el gobierno la separó de sus padres (recordemos que su madre es nada más y nada menos que la ex drogadicta de Courtney Love, cuya mejor actuación radicó en pretender amar a Kurt) debido a la vida de heroinómanos que ambos llevaban. A pesar de que ambos recuperaran la custodia de Bean, su calidad de vida no mejoró mucho.  Sus primeros años estuvieron rodeados de lujos, fanáticos y jeringas sucias. La llegada de Frances fue una pequeña luz de esperanza para que Love y Cobain reivindicaran sus vidas, sin embargo esto nunca pasó en el caso de Kurt: el 8 de abril de 1994 Kurt fue encontrado en su casa con un disparo en la cabeza.

Crecer sin un padre que además cometió suicidio no ha de ser nada fácil y al respecto, Frances ha dejado en claro que está lejos de admirar a su progenitor como las masas lo hacen. En el documental Kurt Cobain: Montage of Heck, Bean afirma que ni si quiera le gusta Nirvana, además de hacer declaraciones fuertes no sólo en contra de su padre, si no de su madre.

Siempre supe que su relación era tóxica. Y no apruebo el tener un bebé que lo solucione todo, lo cual yo fui para arreglar sus problemas- dijo Cobain en entrevista con la revista Rolling Stone

Frances Bean Cobain, hija del padre del grunge, Kurt Cobain

Da click aquí para leer la entrevista completa de la revista Rolling Stone a Frances Bean Cobain

Actualmente, Frances es diseñadora, modelo y artista visual, algo completamente diferente a la profesión de músicos de sus padres y ha luchado por deslindarse del apellido Cobain y ser famosa por sus propios méritos. Si quieren saber más sobre ella pueden seguirla en Twitter. Verán que, sin duda, esta hija del rock tiene personalidad y no se deja.

2.- Grace McKagan

En esta ocasión tenemos a nada más y nada menos que la hija del bajista y segunda voz de la legendaria y aún activa banda Guns N’ Roses, Duff McKagan. De esta pequeña hija del rock no se sabe mucho (en general de toda la familia McKagan, pues al parecer cuidan mucho su vida privada) y sólo se sabía de la existencia de la pequeña Grace gracias a las fotos de paparazzis o de ella y su familia en las alfombras rojas a las que eran invitados su padre y su madre (la modelo, actriz y diseñadora, Susan Holmes). Evidentemente, Duff McKagan tampoco calificó nunca como un buen candidato para padre: a los 19 años ya era adicto a la heroína y es conocido por ser uno de los mayores alcohólicos de Guns N’ Roses: estuvo a punto de morir a los 30 años debido a su alcoholismo y drogadicción. Sin embargo, tal parece que el tercer matrimonio y dos hijas hicieron que Duff sentara cabeza y bajara la velocidad de su ritmo de vida.

Dos generaciones de rock: Duff McKagan, bajista de la banda Guns N’ Roses con su hija Grace, vocalista de la banda The Pink Slips

Grace McKagan, nacida en 1997 (que es un clon de Duff), al parecer ha iniciado el camino de seguir los pasos de su padre con su propia música: una banda de pop punk llamada The Pink Slips, de la cual es la líder y vocalista. A pesar de tener a un padre ícono del rock , Grace afirma que Duff no se mete mucho en su música y que más bien la apoya moralmente con su nuevo proyecto.

Mi padre no está muy involucrado con mi música. Trato de alejarme de la etiqueta de ”la hija de Duff McKagan”, de ahí mi nombre artístico o alter ego ”Grave”, pero probablemente el mejor consejo que me ha dado es que sea genuina y amable con todas las personas que trabajo y conozco.- Grace McKagan para la revista Papermag.com

Sin embargo, la pequeña McKagan no desaprovecha ningún momento para demostrar el amor inmenso por su famoso padre a quien ha llamado ”mi persona favorita”, demostrando en todo momento que ella es una rockera de hueso colorado.

Grace McKagan felicitando a su padre por su cumpleaños en su cuenta de Instagram

3.- Liv Tyler

Finalmente tenemos a la hija de otro famosísimo (y al parecer también inmortal) estandarte del rock: Steven Tylervocalista y líder de la banda Aerosmith.

Para recalcar las pésimas aptitudes paternales del cantante, cabe mencionar que en el año de 1975, Tyler comenzó a salir con Julia Holcomb, una adolescente de 16 años de la cual, supuestamente, Steven estaba completamente enamorado. Tras conseguir que los padres de Julia la dejaran irse a vivir con él, Holcomb quedó embarazada. La drogadicción, la vida de giras con la banda, presión por parte de su familia y el desgaste continuo de la relación, orillaron a Steven Tyler a ”convencer” a Julia que abortara al bebé a los 5 meses de embarazo.

El cantante estuvo presente durante el procedimiento, sin embargo, la propia Julia relata que Tyler estaba consumiendo cocaína mientras ella estaba perdiendo al bebé. Al respecto de este capítulo violento y deprimente en la vida del cantante, él mismo narra lo que sintió mientras sucedía el aborto en el libro ”Walk this way”, una biografía de la banda Aerosmith.

Fue una gran crisis. Es algo muy importante cuando estás creando algo con una mujer, pero ellos nos convencieron de que nunca iba a funcionar y que arruinaría nuestras vidas. Vas al médico y le ponen a ella una aguja en el vientre, la aprietan y le sacan esa cosa mientras tú miras y eso sale muerto. Estaba completamente devastado. En mi mente sólo me preguntaba: Jesús, ¿qué he hecho?

El líder de Aerosmith con su ex novia Julia Holcomb, puro mundo rock

Relaciones tóxicas: Julia Holcomb y Steven Tyler

Dos años después, el 1 de julio de 1977, nace Liv quien creyó por mucho tiempo que su padre era Todd Rundgren, un músico y productor estadounidense que aceptó firmar su acta de nacimiento como padre biológico ya que su madre, Bebe Buell (cantante, modelo y conejita de Playboy en 1974) creyó que no era buena idea que Steven conociera a su hija debido a su drogadicción. Pasaron los años sin que este famoso dueto de padre-hija se conocieran hasta que a la edad de 8 la madre de Liv le dijo la verdad.  Desde que se conocieron, Liv y Steven han tenido una estrecha relación, cosa que la pequeña Tyler no desaprovecho: como quería ser actriz, usó de plataforma para su fama el hecho de ser ”la hija de Steven Tyler” y apareció en el video Crazy de Aerosmith. A partir de ahí, comenzó a forjar su carrera como actriz y modelo, sin mostrar ni un poquito de interés en el mundo musical. 

 

Una de las actuaciones más recordadas de Liv ha sido darle vida a la efla Arwen en la trilogía ”El señor de los anillos”, pero por mucho, sus actuaciones no han sido memorables. Ya es madre y tal parece que la vida cómoda y hogareña le sienta mucho mejor y prefiere seguir paseándose por las calles de la mano de su papi. Quizá una de las razones por que la Steven es tan cercano a su hija sea su remordimiento de conciencia al haber obligado a Holcomb a abortar a su primer hijo, pero mientras siga intentando ser buen padre, le daremos el beneficio de la duda.

Steven Tyler y su hija Liv Tyler

Dos gotas de agua y fama en la sangre

A pesar de la fama y los lujos, solamente estas tres hijas del rock podrán decirnos lo que es en realidad crecer con un padre inmensamente famoso y con una vida loca, por que seguramente estas princesitas tienen un sin fin de traumas, complejos y problemas emocionales gracias a las vidas que tienen y a sus padres que muchas veces exageraron en la irresponsabilidad, por que la vida del ”sex, drugs & rock n’ roll” no es para nada apta para niños.