Los millennials son un tema recurrente del ecosistema mediático. La generación millennial nacida después de 1980 fluctúa en un rango de edad tan dispar como amplio: de los 15 a los 31 años. Dentro de la horquilla (1981-1995) caben todos los adjetivos pero digamos, para empezar, que existen amplias investigaciones -a medias entre la sociología y la mercadotecina- para precisar los alcances de esta supuesta generación que

 

creció en un mundo lleno de electrónico y cada vez más enlazado en línea y en redes sociales. Son la generación que ha recibido la mayor atención desde el marketing. Siendo la generación de mayor diversidad étnica, los Millennials tienden a ser tolerantes con las diferencias. Criarse bajo el mantra de “sigue tus sueños” y sé especial los hace ser confiados. Mientras este es un rasgo positivo, su confianza los coloca  en el territorio de las exigencias y el narcisismo. Whatsl.com.

 

Dicho lo cual, se considera que todo Millennial cobrará menos y vivirá peor que sus padres  pues descubrirá que sus irreales expectativas de un trabajo creativo, libre y bien pagado se convertirán en freelanceos, empleos temporales y nulas prestaciones Mira este ejemplo español para entender la realidad laboral de un país que antaño creyó ser primer mundo. Y luego pregúntate porque en México pasa uno tan rápido de Millenial con futuro a Godinez con pasado.

La versión fea de esta generación millennial no aparece mucho en los medios. Ejemplos sobran de textos que confunden propaganda con información. Así, por ejemplo, una columnista del periódico Milenio está realmente convencida que estos jóvenes salidos de la Universidad practican la equidad de género, buscan empleos éticos y hasta valores a la hora de encontrar un trabajo que les permita “horarios flexibles y trabajo por resultados”.

 

La periodista Regina Reyes-Heroles escribe sobre la generación millennial

Regina Reyes-Heroles, periodista y creyente de la generación millennial / Imagen: Twitter oficial @vivircomoreina

 

A fin de cuentas, Regina Reyes-Heroles considera que estos candidatos de la liberación personal no necesitan buenos sueldos sino “la promesa de un mundo mejor”. ¿A quién le importa no tener IMSS, vacaciones, bonos y otras prestaciones del viejo mundo laboral si puedes vivir de roommie hasta los 40 años y terminar viviendo el síndrome de Peter Pan mientras el mundo real se desvanece a tu alrededor?

Entonces, debe ser bello eso del millennialismo. Veamos, pues, si perteneces a este club masivo (y exclusivo).

 

¿Eres Generación Millennial o ni tanto? Una encuesta rápida

 

Si quieres adentrate en tu ser generacional, lo primero que deberás hacer es leer este largo reporte del aclamado Pew Research Center que en 2010 dio las primeras cifras, estadísticas y datos fiables sobre el ascenso de este espectro generacional:

 

Informe 2010 del Pew Research Center sobre la generación Millenial

Dale clic a este enlace para leer el informe completo del Pew Research Center

 

Pero ya que la reflexión no excluye la frivolidad, veamos las características genéricas del Millennial, reducidas a estereotipos de consumo, tal y como se resumen en este artículo de Forbes que apunta 6 claves. Mejor lo convertimos en encuesta para que respondas tú mismo:

 

ENCUESTA GENERACIÓN MILLENNIAL

 

generación millennial

¿Quieres saber si eres millennial?

Tienes cuatro posibles respuestas en cada casilla. Las dos primeras te hacen completamente millennial. Las dos últimas te descalifican para entrar en este masivo grupo generacional:

[poll id=”2″] [poll id=”3″] [poll id=”4″] [poll id=”5″] [poll id=”6″] [poll id=”7″]

 

Asì sabrás si eres realmente Generación Millennial al 100 % o estás un poco lejos de este presunto segmento social. Pero una vez te hayas evaluado, te diremos otra verdad. En México pocos pueden considerarse millennials.

 

¿Millennials mexicanos? Ni madres

 

Como afirma la socióloga Dinorah Miller -también en Milenio– la realidad social de México no alcanza para presuponer que los millennials son algo así como la mayoría social emergente. Esta cita prueba el aserto aunque antes te pondremos una linda infografía que da la versión cool del asunto:

 

Retrato visual de la generación millennial en México

Una infografía optimista sobre los Millennials de México / Imagen: cortesía de Gerardo Mendoza

 

Aunque el 85% tiene un teléfono móvil, muy pocos lo usaron para conectarse a internet (5%). Los que usaron internet en el último año lo hicieron desde una computadora de escritorio o un dispositivo portátil tipo laptop, notebook o tableta, y centralmente buscaron información (59%). En menor proporción lo usaron para apoyar su proceso formativo (10%), entretenimiento (8%) o para acceder a redes sociales (6%). Sólo 1,283 de nuestros millennials (6%) hizo alguna compra en Internet en el año anterior a 2013. Esta es una práctica reservada para los más escolarizados: siete de cada diez compradores en Internet tenía educación superior (licenciatura, maestría o doctorado); sus compras están destinadas a bienes y servicios personales (30%), reservaciones y boletos (16%), computadoras y software (14%) o aparatos electrónicos (13%). Dinorah Miller. Paradojas de los millennials a la mexicana. Milenio Diario. 7 de marzo del 2016.

 

Investigando más allá de los tópicos, los resultados son alarmantes porque los “esquemas de desigualdad” perviven en un entorno donde las oportunidades no son para todos. Y quizás esto explica el descontento de la generación millennial. Y no solo en México. Incluso en Estados Unidos donde el sueño de Silicon Valley puede convertirse en pesadilla si las altas rentas de San Francisco y las deudas acumuladas por los pagos universitarios te obligan, literalmente, a vivir de arroz recalentado.

 

La rebelión millennial

 

Y si no crees tales exageraciones, revisa  la historia de Talia Jane, una joven empleada de la compañía Yelp que se atrevió a contar en Medium la odisea de ganar 700 dólares a la quincena, compartir un departamento a precios imposibles y descubrir -tan literalmente- la profunda sensación de hambre en el corazón del capitalismo avanzado. Tras publicar su desgarradora confesión, consiguió que la corrieran de  la empresa. Y hoy es un símbolo de la precariedad rampante de la generación millennial.

 

La voz de la generación millennial Talia Jane

La confesión que le costó el puesto a Talia Jane

 

Y si aún no viste el juego y su contexto, lee este interesante texto sobre la rebelión de los Mileniales o el porqué la generación de Talia Jane está apoyando a un viejo político llamado Bernie Sanders que se proclama socialista y ha convertido la desigualdad en motor de su campaña contra la candidata casi oficial del Partido Demócrata, la muy plutocrática Hillary Clinton a quien los millennials enojados odian casi tanto como a Trump, el arrogante racista.

En cuestión de millennials, queda mucho por decir ¿no?