Enrique Metinides es el artista de la tragedia; el fotógrafo mexicano que atravesó con su lente más de medio siglo de nota roja; “El niño”, porque comenzó a tomar fotos con una Brownie Junior que le regaló su padre cuando tenía 9 o 10 años; el empírico creador del sistema de claves radiales de la Cruz Roja mexicana; el de la composición cinematográfica del drama de la vida humana.

Se ha escrito y grabado mucho sobre Metinides. Su vasta obra, un almanaque pop de lo funesto: incendios, asesinatos, suicidios, accidentes viales, derrumbes, ha dado la vuelta al mundo en los más prestigios recintos, como The Photographer’s Gallery, de Londres. Su nombre, su trabajo, ha sido reseñado en una estela de medios que van desde The New York Times hasta Tv Notas.

enrique metinides

Ciudad de México, 29 de noviembre de 1965. Enrique Metinides ©. Cortesía del artista y 212 BERLINFILMS.

Reconocimiento tardío

No obstante, el reconocimiento como artista de alto calibre llegó a Metinides después de su retiro obligatorio de las redacciones de nota roja, en 1993, cuando un conflicto entre cooperativistas llevó a la venta de La Prensa —el diario que lo cobijó desde 1948— a Mario Vázquez Raña. Metinides también forjó su carrera en medios como Alarma!, Nota Roja, Crimen y Zócalo.

Convertido en una celebridad artística de lo funesto, entre 2011 y 2013 una selección de 101 fotografías fue expuesta en Europa y Estados Unidos, bajo el nombre de 101 Tragedias de Enrique Metinides. Las imágenes también se editaron en un libro con el mismo nombre. Pero ya en 2007 había debutado en la galería Anton Kern de Nueva York, donde expuso 35 instantáneas.

metinides02

Toluca, Estado de México, 29 de enero de 1971. Enrique Metinides ©. Cortesía del artista y 212 BERLINFILMS.

El Niño, la tragedia

En una extensa crónica sobre Metinides, publicada por la escritora, editora y periodista veracruzana Fernanda Melchor en Letras Libres, El Niño narra cómo:

«…se inició en la foto capturando imágenes de la Alameda y el puente de Nonoalco, para pronto pasar a coleccionar fotografías de autos chocados (los vecinos de San Cosme lo mandaban llamar cuando escuchaban un nuevo “guamazo”). De cuando el fotógrafo Antonio “el Indio” Velázquez, de La Prensa, lo descubre a los once años y lo adopta como aprendiz: en su compañía el imberbe Metinides conocería el interior de la prisión de Lecumberri, los separos de la Procuraduría y el anfiteatro del Hospital Juárez.»

Metinides configura un caso especial no sólo en la fotografía periodística sino en el arte mismo: aquel que se vuelva de lleno por un oficio siendo apenas un infante. A Metinides la Cruz Roja le expidió un permiso especial para meterse a las ambulancias, los bomberos de la ciudad lo cargaban en hombros para hacer ciertas tomas durante la acción de los rescates y aplacamiento de incendios, y sus profesores presumían en la escuela sus fotos del periódico.

enrique metinides fotografia inedita

Ciudad de México, Confrontación entre partidos políticos PRI y PAN en 1952. Enrique Metinides ©. Cortesía del artista y 212 BERLINFILMS

 

“Yo creo que si juntara los heridos y los cadáveres que me tocó ver en los accidentes hago el Popocatépetl. Es que no sabe usted los miles y miles de accidentes a los que yo fui durante 50 años, diario. Iba yo a accidentes increíbles las 24 horas del día… me tocó ver el odio, la maldad, del ser humano”, dice Metinides frente a la cámara de un documental realizado por Vice en 2011.

La tragedia también tocó a Enrique Metinides: cuando era pequeño sus amigos le jugaron una broma cruel: lo columpiaron arriba de un edificio, de avioncito, y el incidente lo marcó para siempre: desde entonces tiene pánico subirse a un avión, por lo que no ha estado presente en las exposiciones que se han hecho de su trabajo fuera de México.

Paradoja metidinesca: El Niño salió con vida de accidentes similares a los que capturaba: siete costillas y un dedo roto, dos infartos, 19 choques en patrullas o ambulancias, dos atropellamientos mientras tomaba fotos y varios choques en motocicleta mientras se dirigía a un siniestro.

enrique metinides mirones

Foto: 101 Tragedies of Enrique Metinides

Enrique Metinides: cineasta fotográfico

Aficionado, también desde pequeño, a las películas de gánsteres, Metinides plasmó en sus fotografías una composición apegada al cine: planos abiertos en los que capturaba la escena con todos sus personajes: occisos, policías, paramédicos y los llamados “mirones” del crimen, esas personajes seducidas por el morbo que dotan de cierta mística a lo siniestro.

En su ensayo El estilo “peliculesco” de Enrique Metinides, Melchor sostiene:

“Uno de los elementos que deben tomarse en cuenta para la caracterización del estilo de Metinides es la composición formal de sus fotografías, producto de las decisiones y de los procedimientos más o menos personales, autorales, que aplicaba para la producción de negativos: la investigación y el análisis de la escena, el flash diurno, el uso del gran angular, la toma a ras de suelo. En suma, la composición formal es obra de una mirada que ha asumido muchos de los presupuestos del sistema tradicional de composición pictórica, y es por ello que los fotógrafos (especialmente los documentales) son a menudo incluidos en las instituciones artísticas: sus obras son capaces de generar discursos que hacen uso de términos de crítica pictórica.”

Melchor continúa en su análisis y refiere que para muchos críticos, Metinides es un maestro de la composición formal, aquel del encuadre dotado en circunstancias fatídicas y a contrarreloj. El Niño veía la escena como si de una película se tratara: gran angular al que no se le escapa detalle, pero al que le interesa la disposición de cada “personaje”.

enrique metinides

Ciudad de México, 29 de abril de 1979. Enrique Metinides ©. Cortesía del artista y 212 BERLINFILMS

Retrospectiva en Foto Museo Cuatro Caminos

Ubicado a unas cuadras del Metro Cuatro Caminos, terminal post apocalíptica al nororiente de la Ciudad de México, el Foto Museo Cuatro Caminos abrió sus puertas en septiembre de 2015. Se trata de un recinto ideado por el fotógrafo Pedro Meyer, que desde el 21 de febrero alberga la retrospectiva El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides (1946-2016). 70 años de trayectoria.

Estamos frente la más grande retrospectiva que se haya hecho sobre Metinides. Bajo la curaduría de Trisha Ziff e Isabel del Río, la exposición se conpone de una selección de 120 fotografías, y muestra, por primera vez, videos hechos por Metinides mientras tomaba sus fotos de nota roja.

Además, en El hombre que vio demasiado se exhibe una selección de la colección de más de 4 mil juguetes que Metinides ha coleccionado, su primera cámara, la Brownie Junior, y “algunas fotografías vintage de su colección, entre ellas unas imágenes tomadas en julio de 1952, en una balacera entre miembros de los partidos PRI y PAN, hechos que describió el escritor Carlos Monsiváis como uno de los momentos más oscuros y terribles de México.”

enrique metinides ecatepec

San Cristóbal Ecatepec, Estado de México, 1980. Enrique Metinides ©. Cortesía del artista y 212 BERLINFILMS.

Sin duda un evento mayúsculo. Enrique Metinides, El Niño que ha visto demasiado.

El hombre que vio demasiado: trailer from 212BERLIN FILMS on Vimeo.