El respeto al presidente es indispensable. Actualmente hay una pérdida de ciertos valores en la sociedad, pero es necesario rescatar uno: el respeto. Es esencial tenerlo por el prójimo y que éste sea la base para poder convivir, pero sobre todo es importante tenerlo por la autoridad.

 

Vía Giphy

Vía Giphy

Bien dice Jaime Egüez en un artículo publicado en La Nación que “la lógica jurídica, política y social es que las autoridades están para servirnos. Y es por esa razón –no otra– que merecen el respeto de la investidura que representan. (…) hay usuales imprecaciones e insultos a cualesquiera autoridades ya sea porque no suscitan respetabilidad y menos admiración, o porque nuestra cultura ciudadana carece de civismo, a tal punto de no poder distinguir los niveles jerárquicos que existen en un Estado para que funcione el gobierno de la ley y no de la arbitrariedad”.

El respeto al presidente no existe

El actual presidente de México, Enrique Peña Nieto ha sido motivo de burlas y faltas de respeto no sólo por sus gobernados, sino a nivel internacional. Y es que el mandatario se ha vuelto foco de las críticas por diversas cuestiones: asuntos de corrupción, represión, ineptitud en el manejo del país, falta de solución a conflictos sociales, errores de dicción y acción y una cultura general carente.

Enrique Peña Nieto ha sido un blanco constante de burlas/ Imagen cortesía: El Exprés

Enrique Peña Nieto ha sido un blanco constante de burlas/ Imagen cortesía: El Exprés

En vano los esfuerzos de la actual administración del gobierno federal por mejorar la imagen pública del Presidente y su trabajo como titular del poder Ejecutivo. Se han invertido, por no decir malgastado, más de 24 mil millones de pesos en publicidad oficial y en 2015 se destinaron 9 mil 619 millones de pesos para este rubro, según informó Haydeé Pérez, investigadora de Fundar (Centro de Análisis e Información). Son gastos que no se cuentan, pero cuentan mucho, y aún así la concepción de los mexicanos no es favorable hacia su presidente.

EPN y su baja popularidad

Actualmente, Enrique Peña Nieto cuenta con el nivel de popularidad más bajo de los últimos tres sexenios, según el portal de noticias Animal Político y Parametría, que es una empresa dedicada a la investigación estratégica de la opinión y análisis de resultados, la cual es necesaria para conocer las demandas de una población hacia instituciones, personas, productos o servicios.

Según la encuestadora siete de cada 10 personas, que representan el 73%, desaprueban la forma de gobierno del político priista, y solo 22% lo evalúa de forma positiva; siendo éste uno de los niveles más bajos para un presidente mexicano.

En Youtube circulan distintos videos cuyos títulos remarcan los errores del presidente, haciendo de la figura respetable que éste representa un bufón. “La democracia no habilita para las opiniones irresponsables que faltan a la ética y a las buenas costumbres. Sí a las críticas necesarias para corregir los errores o discrecionalidades de los que asumen la responsabilidad legítima de servir al conjunto de la nación”, menciona Jaime Egüez.

Los memes sobre el funcionario público se han hecho muy populares, hay títulos de videos y artículos que sobresalen por contener insultos directos hacia el mandatario. Por otra parte, decía Alberto Moravia; “curiosamente los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado”.

El respeto es un valor que no se hereda, se adquiere. El cargo que desempeña Enrique Peña Nieto, es de respeto, más no tanto su persona. Albert Camus pensaba que no había nada más despreciable que el respeto basado en el miedo. En un mundo ideal el gobernante y los gobernados tienen respeto el uno por el otro, ambos respetan la ley que los rige porque saben que ésta está hecha para mantener el orden y la sana convivencia. El respeto es valor tiene que ser recíproco para su existencia, si lo quieres recibir, lo tienes que dar.

 

El respeto al presidente

El respeto al presidente es algo que parece no importarle a muchos mexicanos/ Imagen cortesía: El8digital