El drenaje pluvial nunca ha sido prioridad en Ciudad Juárez debido a que las lluvias, aunque intensas, son poco frecuentes. Cada vez que llueve hay graves inundaciones y riesgo de muerte o accidente entre los habitantes de la Ciudad.

Y no es solo que por la lluvia las avenidas se tornen peligrosas y ocurran accidentes. Eso ocurre en todos lados. Lo más grave es que debido al estado de los colectores se han presentado situaciones que rayan en lo absurdo. El caso más emblemático es uno ocurrido en 2007, cuando una estudiante de secundaria y un guardia de seguridad murieron ahogados al caer en un colector que colapsó bajo sus pies. Han pasado diez años desde entonces y en la ciudad solo se han pintado rayas rojas donde hay riesgo de colapso de los colectores. Estas rayas rojas no son más que un engaño.

Cerca de las 15:00 horas, un hombre de 60 años perdió la vida luego de ser arrastrado por la corriente en la avenida Arroyo de las Víboras y Heroico Colegio Militar, en la colonia Felipe Ángeles. Tiempo.com.mx, 4 de noviembre de 2016

A la falta de drenaje pluvial se suma el deterioro y escaso mantenimiento que se ha dado a los diques creados a mediados del siglo pasado para prevenir inundaciones y fuertes corrientes de agua. En las áreas donde los diques almacenan el agua de lluvia se han construido casas y, en un hecho inverosímil, hasta un centro comunitario construido por el municipio de Juárez. Además, la población ha utilizado los vasos de captación como basureros clandestinos. Esta situación ha disminuido la capacidad de captación y los ha convertido en focos de infección.

inundaciones en ciudad juárez
Inundación en la colonia Felipe Ángeles como consecuencia de la ausencia de drenaje pluvial / Imagen: cortesía de Fernando Méndez. El Diario de Juárez

En las calles de Juárez las inundaciones son peores por culpa de la contaminación que genera la población en general: basura, papel y  plástico  ocasionan coladeras tapadas y drenaje sanitario saturado o taponado. En muy pocas ocasiones se realiza limpieza en las calles.

La ausencia de drenaje pluvial provoca severas inundaciones que dañan el pavimento, deterioran las casas y aceras, provocan accidentes viales y son foco de infección. En Ciudad Juárez las calles anegadas duran hasta una semana para secarse. Durante ese tiempo  peatones y automovilistas corren peligro de caer en baches o en colectores colapsados. La ciudad parece un campo de guerra los días posteriores a las lluvias: arena acumulada en calles y aceras, casas derruidas, vehículos descompuestos, árboles derribados y muchos otros hechos que generan nerviosismo y ansiedad en la comunidad.

Inundaciones en Juarez
La falta de drenaje pluvial provoca una avenida anegada en Ciudad Juárez / Imagen: cortesía de puentelibre.mx
Inundaciones en cada lluvia por la ausencia de drenaje pluvial

Los daños a las casas, vehículos y peatones no los cubre nadie. Los afectados tienen que buscar con sus propios medios y recursos la forma de resolver el problema. El municipio simplemente no responde a los afectados. Más grave aún es que las compañías de seguros, en muchos casos, se desatienden de los problemas ocasionados con las lluvias.  La participación ciudadana ha sido clave en la difusión de las afectaciones a la ciudad cada vez que hay lluvias. En las redes sociales es en donde más se ha visto la presencia de videos, fotografías y comentarios cada vez que la lluvia afecta a la región. Los usuarios de redes sociales comparten lo que graban o fotografían con sus dispositivos móviles, y la misma red se encarga de vitalizar los contenidos.

Las trombas y la falta de drenaje pluvial son una terrible combinación

Cada vez que llueve se repiten por toda la ciudad los reportes de inundaciones, deslaves, accidentes y daños a casas y avenidas. Más grave aun es cuando las lluvias se convierten en trombas, es decir, que la cantidad de agua aumenta y la fuerza del viento se multiplica. En esos casos las afectaciones son todavía peores.

Los errores en la planeación, la mala calidad de las reparaciones en el drenaje y en el pavimento son algunas de las causas que ocasionan los graves problemas en Ciudad Juárez debido a las lluvias. Además se agrega la falta de información, pues a fuerza de tanto repetirlo, los medios dejan de dar información importante, y solo retransmiten lo de cada año. Oscar Ibáñez, investigador experto en el tema, lo dejó en claro con el siguiente Twit.

La llegada de las redes sociales ha dado visibilidad a sectores de la ciudad de los que poco se habla, sobre todo porque son de difícil acceso. Pero no solo eso, los ciudadanos se han convertido en testigos de la problemática, y participan difundiendo en sus propias redes sociales.

¿Qué hace falta para que Ciudad Juárez supere los problemas que regresan cada vez que llueve? Ante todo, interés de las autoridades estatales y municipales. Aunque no solo basta con el interés, también hace falta que se realice un esfuerzo coordinado con las universidad y colegios de ingenieros y arquitectos para realizar las soluciones que ya se han presentado en foros y seminarios. En pocas palabras, falta voluntad política para acabar con el problema de las inundaciones y la falta de drenaje pluvial en Ciudad Juárez.

Las inundaciones y el drenaje pluvial
¿Qué hace falta para evitar las inundaciones y los accidentes relacionados con la lluvia?

¿Y qué pasa en el resto del país? El problema de las inundaciones por falta de drenaje pluvial existe en muchas otras ciudades de país. Es probable que sea consecuencia de una falta de planeación adecuada.

La diferencia entre lo que ocurre en la Ciudad de México y Ciudad Juárez, es que mientras en la CdMx las inundaciones se deben a fuertes lluvias, en Ciudad Juárez hasta una lluvia ligera causa estragos.

Los países desarrollados también sufren problemas por la lluvia. pero igual que en CdMx, en la mayoría de los casos son resultado de lluvias torrenciales fuera de lo común. hechos naturales antes los que no es posible estar preparados. Lo grave es cuando, a pesar de estar dentro de los márgenes ya conocidos, las lluvias sigan siendo un problema. Problema que podría ser resuelto si los gobiernos, ante todo locales, tuvieran la voluntad política.