El hecho de tomar la decisión de aventurarte a la asombrosa experiencia de vivir solo no es cualquier cosa. En algún momento de la vida independizarse se vuelve prioridad para muchas personas y es que independizarte es uno de los mejores placeres a los que se puede estar expuesto, sin embargo, si no sabes manejar la situación adecuadamente, ésta también podría ser tu perdición.

Vivir solo es una de las etapas más satisfactorias que te puede ocurrir a lo largo de tu existencia, aprendes a ser responsable aunque no quieras, a dejar de depender de tus familiares, amigos, o a ciertas personas; aprendes a valerte por ti mismo, a disfrutar y respetar tu espacio y tu tiempo; descubres habilidades que ni siquiera pensabas podrías tener, te conoces más o simplemente te conoces, y lo mejor, comienzas a vivir a tu modo creando tu propio estilo de vida.

Sin embargo, así como pueden existir cientos de buenas razones para adentrarse en esta magnífica vivencia, lamentablemente nada es perfecto y éstas son algunas situaciones que debes tomar en cuenta, ya que posiblemente te harán caer en una crisis existencial, lidiar y hacer quererte regresar a casa de tus papás.

1.-Cuando llegues a casa, no va a haber alguien que te pregunte qué tal te fue en el día

LLegas, lees la correspondencia y el único que te puede decir buenas noches en Facebook

2.-Vivir solo provoca que comas atún o maruchan varios días de la semana

A pesar de que las sopas maruchan y las latas de atún sean productos baratos, no es algo digno de comer diario, tienes que tomar en cuenta tu salud.

3.- Tu refrigerador jamás lucirá como el de casa de tus papás

Ni creas que podrás ir a hacer todas tus compras en Walmart.

captura-de-pantalla-2016-12-05-a-las-0-38-36

4.-  Muchas veces debes elegir entre comprar comida o chupe

Debes tomar en cuenta tus prioridades, aunque a veces te caiga mejor una copa de vino, no siempre es la mejor opción.

5.-  La casa no se limpia sola

Si tu casa es un desastre, es problema tuyo, sólo tú decides a qué hora, cuándo, cómo harás tus labores domésticas.

2

6.- Comer con el plato en la mano sentado en el sofá es una actividad completamente natural

Probablemente ni siquiera tengas comedor o un lugar “digno” donde comer tus alimentos.

7.- Debes perderle el miedo y asco a los bichos

Debes ser capaz de poder matar o sacar de alguna manera los insectos que llegues a encontrar, nadie lo hará por ti.

8.- Crece tu ingenio

No sabes cómo, pero las necesidades hacen que tu ingenio crezca constantemente.

9.- Piensas que el ketorolaco te quita la gripa

Es un gran error automedicarnos, sin embargo lo hacemos. Tenemos que estar al tanto de nuestra salud

10.- Crees que todos los días serán de fiesta

Piensas que todos los días o por lo menos fines de semana tendrás fiesta en casa, en cambio, a veces prefieres quedarte solo viendo Netflix.

11.- Piensas que tendrás sexo desenfrenado constantemente

No siempre es así, para nada.

12.- Ruidos extraños te hacen creer en Dios

Estando solo no hay a quién poder culpar.

A pesar de todo esto, nada o nadie te quitará la satisfacción de poder estar bailando en bragas en la sala de tu departamento con la música que amas, y aunque hayan momentos donde sientas que estás a punto de flaquear, relájate… siempre pesarán más las buenas razones para no hacerlo.