Desde la aparición de Emma Watson con un elegante vestido eco-friendly en la alfombra roja de este año del Met Gala, seguramente has escuchado resonar el término moda sustentable sin entender realmente a qué se refiere.

emma-watson-met-gala

Irónicamente, la moda sustentable se ha convertido en un tipo de trend entre marcas, diseñadores y consumidores. Se trata de una moda comprometida, generalmente con tres aspectos: ambiental, social y económico, que busca ir en contra de la llamada fast fashion, esas marcas de ropa que ofrecen lo último en tendencias a precios absurdamente baratos, con ropas que se desgastan rápidamente y detrás de cuya producción usualmente se encuentra una persona con un salario inhumano.

groundbreaking

1. Ambiental

Como el vestido de Watson, se procura ocupar textiles reciclados o que en su proceso no se utilicen químicos contaminantes.

2. Social

También se pondera el valor de las comunidades que trabajan en la elaboración de ropas. Desde aquellas cuya economía se basa principalmente en el trabajo de producción de moda (los centros de maquila, por ejemplo) hasta aquellas que ofrecen su trabajo artesanal a diseñadores más grandes a través de un salario justo, lo que resulta en un mejoramiento de las comunidades.

3. Económico

Al tratarse de un contra movimiento del fast fashion, no se busca producir en grandes cantidades y por lo tanto no se malbarata la obra de mano, al contrario, siempre se busca pagar con sueldos justos (fair trade) para, de alguna manera, acabar con los sweatshops del mundo.

Ya que hablamos del tema económico, hay que notar que los puntos anteriores se suman a la hora de consultar el precio de una prenda sustentable, por lo que a este mercado le cuesta llegar a los sectores que prefieren pagar menos por una pieza de ropa.

Moda sostenible en México

En México, este movimiento se ha expresado más en diseñadores que integran las artesanías textiles populares a diseños de pasarelas. La iniciadora de esta tendencia es Carla Fernández, quien recientemente tuvo una muestra de su trabajo en el museo Jumex. Otras de las grandes representantes de la moda sustentable son Carmen Rión, quien ahora muestra su trabajo más político en Francia, y Lydia Lavín.

El impacto social de estas marcas y diseñadores es muy importante ya que el 67% de los artesanos en México viven en condiciones de pobreza y ésta es una manera sencilla de preservar su trabajo por un salario justo.

Sin embargo, no solo son grandes nombres los que ayudan a crear un cambio en estas comunidades. Entre los mismos indígenas se crean cooperativas para vender sus textiles al precio justo, como Mujeres Sembrando la Vida.

#WhoMadeMyClothes

Tú, como consumidor de moda también puedes ir poniendo tu granito de arena en el movimiento. #WhoMadeMyClothes es la manera en la que compradores ejercen presión sobre grandes compañías de ropa al preguntar el nombre e identidad de la persona que estuvo involucrada en el proceso de creación de una prenda. El día “oficial” de esta faceta de la moda sustentable es el 24 de abril, pero tú puedes lanzar la pregunta cada que te nazca.