Regulación de la marihuana: una de las innovaciones que incluye el proyecto de la primera Constitución de la CDMX. En pleno debate nacional sobre la legalización de la marihuana, que inicio Enrique Peña Nieto hace unos meses, la Ciudad de México (CDMX), pinta para ser el primer estado en regular esta planta.

En ella, se buscará establecer que en la Ciudad de México no se sancione el consumo de marihuana conforme a los límites que establezcan las leyes y se promoverá el uso medicinal y la investigación científica de la misma, desde una perspectiva de reducción de riesgos y daños.

¿Será que regular el consumo sería muestra del fracaso de las políticas del gobierno?

Aquí cinco razones de por qué es necesario regular el consumo de esta planta en la CDMX:

1. La regulación de la marihuana es un golpe al narcomenudeo.

La guerra contra la delincuencia organizada ha tenido consecuencias desastrosas en el país y la Ciudad de México no es excepción. El narcomenudeo está al alcance de todos, tu colonia, en tu delegación o municipio tiene altas probabilidades de contar con algún punto de venta. Y más aquí en la Ciudad de México, donde es mayormente consumida. Hay que quitarles el poder que han tomado en nuestras calles.

gettyimages

Narcomenudeo en la CDMX Cortesía: Pinterest

 2. La regulación de la marihuana para recaudar impuestos y generar empleos.

La legalización de la marihuana reduciría el precio de la marihuana, al acabar con altísimos costos de producción e intermediación que implica que esta planta esté prohibida. Y el país generaría nuevos empleos. Con empresas que se dediquen a estándares de calidad, a sembrar, a seleccionar.

Plantas de marihuana al cuidado de la gente.

Plantas de marihuana al cuidado de la gente. Cortesía: BBC

 3.La regulación de la marihuana para uso médico y recreativo.

Sus beneficios terapéuticos la convierten en una planta medicinal con reconocida acción analgésica y relajante. En esta ciudad tan llena de estrés, seguro hay enfermedades tratables con esta generosa planta.

A partir del caso de la menor Grace quien sufría múltiples epilepsias, fue la primer batalla legal que se ganó y a partir de su historia, decenas de niños con padecimientos similares han sido tratados.

 4. Legalizar la marihuana para disminuir inseguridad y la corrupción.

Legalizar las drogas eliminaría o disminuiría considerablemente las terribles consecuencias que enfrentamos hoy en la ciudad, víctimas inocentes producto del consumo ilegal. En una sociedad en donde la droga mayormente es regulada, el número de víctimas inocentes producto del consumo y la venta podría reducir considerablemente.

Por otro lado, el narcotráfico ha extendido sus relaciones en la vida política; por lo que es aún más necesario cortar esa alianza que nos mantiene en este largo túnel de la corrupción: desde policías que te agarran para sacarte dinero, hasta las autoridades de todos niveles que permiten actividades ilícitas como que no se dan cuenta.bajita la mano actividades ilícitas.

5. La regulación de la marihuana por los derechos sociales.

No atentar más contra las libertades de sus ciudadanos en un esfuerzo inútil por detener el comercio ilegal de narcóticos. Así como no criminalizar al consumidor, si no tratarlo como un adicto. Legalizar la marihuana conducirá a la sociedad a adaptarse a convivir con la marihuana, tal y como lo ha hecho con otras sustancias como el alcohol y el tabaco.

13689725_10153600524291576_566130857_n

México sigue rezagado, con un nulo presupuesto en materia de prevención, de reducción de riesgos y daños, en la falta de atención a todas aquéllas víctimas que hoy se encuentran en los reclusorios por el consumo de cannabis.

Ojalá el gobierno no quiera minimizar un problema de seguridad para transformarlo en un problema de salud y estén preparados para una regulación que sólo está siendo aplazada para afinar intereses.

Es necesario que lleguemos a la conclusión de que las drogas deben ser legalizadas si no queremos seguir el camino autodestructivo al que nos está conduciendo la prohibición.