¿Cerveza medicinal? Suena raro pero igual es cierto. Cualquiera sabe que el consumo excesivo de cualquier bebida alcohólica puede dañar nuestra salud, desde el desarrollo de la adicción a dicha sustancia hasta enfermedades del hígado como la cirrosis, pero el consumo moderado de la cerveza puede ayudarnos más de lo que nos perjudica. Es verdad, pues: la cerveza medicinal existe.

Desde hace muchos años se ha hablado de la cerveza medicinal, desde tiempos antiguos se le ha atribuido a la cerveza ciertas propiedades  y beneficios que mejoran el estado de salud de sus consumidores, desde antiinflamatorias hasta de prevención del cáncer, pero para comprobar esta teoría, el Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav del Politécnico Nacional está realizando una investigación llamada “Influencia del consumo moderado de cerveza sobre la salud a través de la funcionalidad del microbioma humano del tracto digestivo”.

“Hasta el año 1.400, los ingredientes principales de la cerveza eran la cebada malteada, el agua y la levadura. Se añadía romero y tomillo para evitar que la cerveza se estropeara y para añadirle sabor. Esta cerveza era turbia y contenía muchas proteínas e hidratos de carbono, lo cual la convertía en una bebida muy nutritiva, que consumían tanto los campesinos como la nobleza.

Se cree que en el siglo XV se descubrió una nueva versión de cerveza. Los mercaderes de Flandes y Holanda introdujeron el lúpulo en su elaboración, lo cual le daba cierto sabor amargo. La variedad que contenía lúpulo se denominó “cerveza” y la que carecía de este ingrediente, “ale”. La nueva variedad con lúpulo se hizo tan popular que a partir del siglo XVIII todas las cervezas se fabricaban con este componente.

En la Edad Media, los monjes europeos salvaguardaron el saber literario y científico, así como el arte de la elaboración de la cerveza. Ellos refinaron el proceso prácticamente hasta la perfección e institucionalizaron el uso del lúpulo por su sabor y sus propiedades como conservante. Sin embargo, hubo que esperar a Luis Pasteur para que se diera el paso final. Hasta entonces, los productores de cerveza dependían de la levadura natural que transportaba el aire para que se produjese la fermentación. Al demostrar que la levadura es un microorganismo vivo, Pasteur hizo posible el control preciso de la transformación del azúcar en alcohol.” http://www.eufic.org/article/es/artid/cerveza/

 

¿Qué es en realidad la cerveza medicinal?

El Laboratorio de Genómica Ambiental se dedica a analizar la microbiota y el microbioma, que se refiere al conjunto de microbios que habita en el tracto digestivo y la combinación de genes que componen a dichos microbios respectivamente, y este proyecto pretende explicar la influencia de la alimentación en dicha comunidad microbiana, particularmente de la cerveza.

Jaime García Mena, investigador del Departamento de Genética y Biología Molecular y líder de este proyecto, explica que su objetivo principal es demostrar que el consumo moderado de cerveza puede ayudar a mejorar el estado de salud debido a su influencia en la microbiata.

El proceso de investigación consiste en un experimento donde un grupo de personas con salud promedio consume una cerveza diaria y otro grupo con las mismas características lleva su dieta habitual y a raíz de eso comprobar resultados.

Así que ya lo sabes, mientras se realiza el experimentos y hasta saber resultados, hay que beber una cerveza medicinal al día, por motivos de salud, desde luego, y para facilitarte un poco las cosas, a continuación una lista de 5 de los mejores lugares para tomar cerveza en la ciudad de México.

  1. Cervecería de Barrio

Con más de 16 sucursales en la CDMX, este restaurante y bar especializado en maricos y cervezas, es una de las franquicias más populares para tomar cerveza.

La Cervecería del Barrio, otro tipo de cerveza medicinal

La Cervecería del Barrio / Imagen: cortesía de dondeir.com

  1. El depósito

Con tres sucursales en CDMX, ubicadas en la Condesa, colonia Del Valle y la Roma, el Depósito es uno de los lugares más recomendados para degustar una buena cerveza

El Depósito / cortesía de dondeir.com

El Depósito / cortesía de dondeir.com

  1. La Graciela

Ubicado en la colonia Roma, este restaurante, bar y cervecería artesanal cuenta también con talleres de elaboración de cerveza, que puedes tomar mientras disfrutas de su variedad de cervezas artesanales e internacionales.

La Graciela, taller de cerveza medicinal

La Graciela / cortesía de softrestaurant.com

  1. Fiebre de Malta

Ubicada en la colonia Cuauhtémoc, Fiebre de Malta es uno de los mejores lugares donde degustar una gran variedad de cervezas artesanales mexicanas y extranjeras, así como cervezas de barril, acompañadas de deliciosos platillos recomendados por los meseros del lugar.

Para fiebre, cerveza medicinal

Fiebre de Malta / cortesía de grandcity.mx

  1. Escóllo

Escollo es una cervecería experimental ubicada en la colonia Las Águilas que ofrece deliciosas cervezas caseras y artesanales

Escóllo

Escóllo / cortesía de http://www.escollo.mx/