En 2016 las vedettes pasaron del cine de ficheras al  cine documental. María José Cuevas explora el cómo viven las estrellas de los años 70, cuarenta años después de que brillaron.

Olga Breeskin, Lyn May, Princesa Yamal, Wanda Seux y Rossy Mendoza volvieron a estar presentes  en la cartelera  nacional gracias a “Bellas de Noche”, documental estrenado en el Festival de Ambulante en abril y que gracias a Cinépolis se podrá ver en 16 ciudades de México, con 70 copias disponibles.

No es común que una ópera prima obtenga tanta difusión y reconocimiento, pero el primer documental de María José Cuevas arrasó en el Festival de Cine de Morelia, ganando el premio Guerrero de la prensa al mejor documental mexicano realizado por una mujer y mejor largometraje documental mexicano.

 

“La piel envejece, pero el alma no”

El secreto del éxito está en tratamiento del tema, que no cae en la victimización ni en el morbo, sino en el reconocimiento.  Conocemos la vida actual de las vedettes más exitosas de los setentas y ochentas como espectadores de un diálogo que mantienen con ellas mismas. Por momentos las vedettes se olvidan de las cámaras y hablan con su propio reflejo, como seguramente también hicieron en sus camerinos, después del shows.

En plena época de oro del espectáculo en México, el terremoto del 85 mató la vida nocturna de la ciudad, reduciendo a escombros los espacios en los que se daban los míticos escenarios como el centro nocturno “El Capri”.  El periodista José Luis Martínez  narra una de sus visitas al famoso bar: “varias veces crucé las puertas del Capri, en los ochenta, para encontrarme con vedettes, cantantes, magos y ventrílocuos. Sobre su escenario vi  por primera vez a Mora Escudero, Las piernas del millón. Me quedé impresionado con su cuerpo firme, turgente, espigado. (…) El cabaret estaba lleno y todas las miradas apuntaban a ella, a sus muslos contundentes.” 

Quién sabe qué hubiera sido de las vedettes si el suceso no hubiera truncado la velocidad de sus carreras. Sólo queda el recuerdo en el  imaginario colectivo, la vedette: deslumbrante, libre y seductora en los escenarios de los cabarets y las películas de ficheras. Pero no se recuerda a las mujeres que dieron vida a este personaje, mujeres que sí salieron de los escombros y que aún se enfrentan a un duro golpe: lo fugaz del éxito. Esto es precisamente de lo que trata “Bellas de Noche”.

Esquina en la que se encontraba el Hotel Regis y el centro nocturno El Capri, donde desfilaron las más famosas vedettes y artistas de la época. Foto: AP.

Se aleja del amarillismo

Las mujeres detrás de las vedettes siempre han tenido historias de vida complejas, que despiertan el morbo de los curiosos y la prensa amarillista. María José Cuevas señala en una entrevista: “Carlos Monsiváis escribió de la importancia de las rumberas, las vedettes y la vida nocturna de México, le da un valor cultural, pero de pronto nació la prensa amarillista que aplastó justamente ese valor porque se enfocan en los tabúes de envejecer, las cirugías y los amantes.”

Acostumbrados a la lógica del morbo, surge una duda natural, ¿cómo viven actualmente las mujeres que en los setentas lo tenían todo? Por las cuales se cerraban calles, se realizaban eventos, se llenaban teatros y, se rumoraba, las que eran las favoritas de los políticos.  Antes de “Bellas de Noche” pocos se lo habían preguntado, muchos ni siquiera pensaban que siguieran vivas.

El hecho es que existen y después de perderlo todo: su juventud (que no es sinónimo de belleza), su espacio de trabajo, sus bienes, y hasta su protagonismo;  han pasado estos años de olvido reinventándose.

María José Cuevas busca lograr uno de los retos del cine documental: alejarnos del titular y acercarnos a las personas.  Haciendo visible lo invisible y transformando en héroes a los rezagados, encontrando lo heroico en los aspectos más cotidianos de sus vidas.

Las vedettes en la fotografía

Pero la directora mexicana no es la única que trae a las vedettes de vuelta a la escena, el Foto Museo Cuatro Caminos inauguró el pasado sábado 3 de diciembre Las Fabulosas, “exposición que hace homenaje a la era de las ficheras y la vida nocturna de la Ciudad de México”. Encontraremos a Sasha Montenegro, Lyn May, Wanda Seux, Olga Breeskin, Rossy Mendoza, Princesa Yamal y Princesa Lea retratadas por los fotógrafos Antonio Caballero, Jesús Magaña y Juan Ponce.

Imagen: Foto Museo Cuatro Caminos.

Imagen: Foto Museo Cuatro Caminos.