La cuarta edición del Carnaval Bahidorá expele éxito desde la noche del viernes 19. Se puede oler. El evento que comenzó en 2013 con una afluencia de tres mil personas y un cartel integrado por Cocorosie, Gold Panda y Soul Clap, entre otros, espera este fin de semana triplicar su asistencia.

ofrenda huichol en carnaval bahidora 2016
Ofrenda Huichol / Foto: Adrián Alegre R.

Las casas de campaña inundan los campos del Parque Natural Las Estacas, Morelos. Los visitantes disfrutan de una pre fiesta relajada acompañada de una fogata y música electrónica genérica; es un momento de relajación en espera del día principal. Los visitantes cierran los ojos temprano para almacenar energía y disfrutar de una de las mejores fiestas del año.

El Carnaval está ansioso; quiere comenzar.

camping bahidora 2016
Camping / Foto: Adrián Alegre R.

La música, la cerveza y el río

La mañana del sábado reúne a los visitantes a la orilla del río, la venta de cerveza se desborda. El ambiente festivo ha despertado; aunque en esta edición los personajes excéntricos y los disfraces alegóricos brillan por su ausencia, y cabe destacar la desaparición de las odiadas coronas de flores. Hasta la próxima, las veremos regresar en pocos lustros.

rio carnaval bahidora 2016
El río de Las Estacas / Foto: Adrián Alegre R.

Poco después del medio día comienzan los actos musicales. La Banda Bastón prende con su rap oriundo de Baja California Sur, que logró su éxito en la Ciudad de México. La Bastón, como la gran mayoría de los actos en el Carnaval, es un grupo que no forma parte del llamado mainstream musical, pero que se ha logrado consolidar como una alternativa sólida para los gustosos del rap mexicano.

banda baston bahidora 2016
Muelas de Gallo, Banda Bastón / Foto: Adrián Alegre R.

Más tarde el escenario Asoleadero se colma de gente para escuchar a Sotomayor. Sus ritmos electrónicos cargados de trópico amenizan el ambiente y mueven cuerpos.

sotomayor bahidora 2016
Sotomayor / Foto: Adrián Alegre R.

Sonido Gallo Negro se presenta en el escenario central con su cumbia psicodélica. Es la cumbia, el porro y el mambo lo que reúne al unisón; un revivir nostálgico vía la chica peruana.

sonido gallo negro bahidora 2016
Sonido Gallo Negro / Foto: Adrián Alegre R.

Pero no es hasta que llega el atardecer, con Antibalas y su afrobeat, que la festividad se materializa. La orquesta sorprende a conocidos y extraños con un acto enérgico y completo.

antibalas carnaval bahidora 2016
Antibalas / Foto: Adrián Alegre R.

Rhye lo tiene todo: gente, ambiente e inercia; pero, pese a la calidad indiscutible de su música, el acto es demasiado tranquilo y termina por aburrir a algunos de los presentes. Muchos de los cuáles se mostraron sorprendidos al notar que la voz principal viene del canadiense Milosh y no de una mujer.

rhye carnaval bahidora 2016
Rhye / Foto: Adrián Alegre R.

The Internet llega para despertar a todos con su electro soul.

the internet carnaval bahidora 2016
The Internet / Foto: Adrián Alegre R.

Escort cumple con creces con el performance más completo de la noche. Adeline Michèle se adueña del escenario con el bajo a sus manos y mantiene al público bailando al ritmo del funk-electrónico característico de Escort.

Después de Escort vienen los sets de BondaxAmeSaschienne y el amanecer se recibe con Acid Pauli.

escort carnaval bahidora 2016
Escort / Foto: Adrián Alegre R.

Bahidorá más allá de la música y los mirreyes

Bahidorá no es un festival musical, no es una fiesta de mirreyes. Bahidorá es un carnaval; una celebración. Se ha criticado que la música pasa a segundo plano; sin embargo, es justo eso lo que le ha permitido colocarse por encima del resto de eventos similares en el país. La atención al detalle, actividades a lo largo y ancho del lugar, nadar, asolearse, disfrutar de un concepto entero, integro.

Ejemplos: la cantidad de personal dedicado a recoger basura constantemente; los múltiples mensajes que aluden a diversión saludable; el color cristalino del río; la campaña de consumo responsable de drogas:

El festival le da espacio a una organización que de forma gratuita estudia químicamente las drogas de los asistentes que así lo deseen y les informa calidad, contenido real, efectos nocivos y forma responsable de consumo.

Algo que para algunos podría parecer sacrosanto; pero vamos, ¡despierten!, es 2016 y la gente no va a detener su consumo de drogas, esa es la realidad. Así es que la iniciativa de cuidar e informar al consumidor es puro sentido común y lógica.

Al final Bahidorá sorprendió de nuevo, superó sus expectativas y ofreció un fin de semana fresco, con vibra para regresar a la ciudad, y ansiar el siguiente festejo.

drogas carnaval bahidora 2016
Análisis de Drogas en Bahidorá 2016

La #TerraIncógnita les agradece por haber sido parte de esta gran celebración. Volvamos a lo cotidiano con un nuevo espíritu.

Posted by Bahidorá on domingo, 21 de febrero de 2016