Son las siete de la noche y en una clínica privada, pasan a consulta tres jóvenes de 16 años aproximadamente en menos de una hora ¿el motivo?, son adolescentes embarazadas, las primeras dos van a prueba de embarazo aunque el tamaño del vientre es bastante considerable, la tercera tendría ya una gestación avanzada con al menos 6 meses.

La primera reacción al saber del embarazo / Créditos Juno, FOX Searchlight (2007)

A pesar de que en radio, televisión, revistas, espectaculares, sistemas de transporte, internet rezan con la frase “Es tu vida, es tu futuro, hazlo seguro”, el cual es un lema de las campañas de la Secretaria de Salud para la prevención familiar que salió a la luz en 2016, sin embargo los planes para reducir los casos de adolescentes embarazadas tienen más de 10 años, si las autoridades levan tanto tiempo inculcando la educación sexual, ¿por qué hay jóvenes de menos de 18 años cargando con una irresponsabilidad tan delicada?. 

Inconsciencia: 

Por parte del gobierno, ellos si han buscado fomentar el uso de preservativos y evitar los casos de adolescentes embarazadas, de acuerdo al INEGI en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014, las campañas de educación sexual presentan resultados en mujeres de la generación de 1976, donde sólo el 30.02 por ciento conocía métodos anti-conceptivos y para el año 2014, la cifra había aumentado a un 72.3 por ciento, es decir que las mujeres primogénitas de los jóvenes de hoy en día conocen de salud sexual, por ende debería haber cierta educación de la sexualidad en casa lo cual no se ve en los adolescentes de hoy en día.

De pastillas baratas y pruebas caras:

Don Gerardo es dueño de la farmacia “Las Torres”, ubicada cerca de la Unidad Habitacional Mirasoles, Iztapalapa y ha atendido jóvenes que llegan por más pastillas anticonceptivas que por preservativos de cualquier tipo

“Los chavos son bien calenturientos, lo que más me ha tocado ver son a los hombres comprar la pastilla del día siguiente más barata, en segundo lugar, lo que más vendo son pruebas de embarazo, y esas si, quieren las más caras”, menciona el farmacéutico. 

Sin embargo Don Gerardo destaca su molestia con la falta de conciencia con la que los jóvenes hacen compra de la pastilla de emergencia. Me ha tocado ver que traen bien poco dinero, entonces piden la más barata sin importar las consecuencias que le pueda pasar a la chava, también me ha tocado ver como las mujeres ponen el dinero y lo hombres las compran porque de plano ellos no juntan, prefieren el vicio que su pareja”. 

Pastilla del día siguiente
La pastilla de emergencia / Créditos, VidaPlena

La primera vez:

La Secretaría de Salud y el INEGI arrojan cifras como el uso de preservativos en la primera relación sexual, 7 de cada 10 mujeres en edad fértil tuvieron su “primera vez” sin algún método anticonceptivo.

Con más de 10 años atendiendo a los vecinos de la Unidad Habitacional Mirasoles y sus alrededores en la delegación Iztapalapa, la Doctora Selene Pimentel Martínez (cédula: 4209218), explica que en el momento donde una persona inicia su actividad coital, el contexto en el que esta es llevada a cabo es crucial, ya que es en ese momento destaca la responsabilidad de ambas personas en hacer este acto.

Testimonios sobre adolescentes embarazadas.

Adolescentes embarazadas en internet:

A través de las redes sociales encontramos un detalle bastante importante, la normatividad del asunto, en redes sociales existen miles de comunidades de diversos gustos, gatos, deportes, videojuegos, cine, etc. Sin embargo el tema de las adolescentes embarazadas y la sexualidad también abundan y está al alcance de los y las afectadas.

Ejemplo de ello son grupos de Facebook donde mujeres suben fotos de sus hijos y los detalles de su embarazo donde mencionan la edad que tenían, cómo Karen que a los 14 años tuvo su primer hijo o Anita, que entre los 15 y 16 años tuvo un parto con cesárea.

Además no sólo existe la normatividad con la que se maneja el embarazo en jóvenes, sino que también son expuestos a malos consejos y desinformación en internet.

Adolescentes embarazadas y la normalización en internet.
La normalización del embarazo adolescente en internet.

De padres responsables:

Alex., 19 años (hoy 22), tenía la preparatoria trunca, presentaba problemas en hallar un trabajo y volver a estudiar, por ello fue enviado a Canadá con su papá a trabajar.

Unos meses después de las fiestas navideñas en la Ciudad de México, regresaba a su frío departamento canadiense cuando su teléfono sonó.

-¿Bueno?

-Qué pedo güey

-Sí, ¿quién habla?

-Soy tu cuñado, seré directo, ¿vas a venir a ser responsable y cuidar a tu hijo y mi hermana o te vas a hacer pendejo?

La conversación termina de corte, habla con su novia y confirma la llamada, debe tomar una decisión.

Esa misma noche, habla con su papá y recibe una cachetada. A la hora de cenar, Alex se sentó con él a beber una cerveza, “el día de hoy te vuelves un verdadero hombre, cabrón”, brindó su padre.

-La descición

Un par de semanas después llega a mi puerta y me comenta lo ocurrido, vive con sentimientos encontrados, mientras cuenta su sentir llega a la conclusión de quedarse en la Ciudad de México a cuidar a su familia.

A pesar de la falta de estudios, Alex se hizo de varios trabajos a lo largo de los años, carpintero, obrero en una fábrica de metal, vendedor en el mercado de Jamaica y comerciante en Pericoapa.

Con cansancio y ojeras, a su hija no le falta nada y de vez en cuando al encontrármelo en la calle me platica como trabaja para verla feliz y a su novia.

Este es un caso en miles, ya que tanto su novia como su hija pudieron ser parte de los casos que narran Don Gerardo, la Dra. Pimentel sobre adolescentes embarazadas.